CARTA ABIERTA AL ILMO. SR. D. RAMÓN ISIDRO SANCHIS MANGRIÑÁN - Concejal Delegado de Residuos Sólidos y Limpieza

2012-01-16Publicat per: AVV Cabanyal-Canyamelar
Desde la Junta Directiva de la Asociación de Vecinos Cabanyal-Canyamelar, lamentamos la respuesta desairada del Sr. Ramón Isidro Sanchís, concejal responsable del servicio de limpieza de esta ciudad. Nada va a conseguir si pretende hacerles creer a los vecinos del Cabanyal-Canyamelar que la limpieza de nuestro barrio es algo prioritario para este ayuntamiento. A la única conclusión que nos podría llevar, es a pensar en la lamentable situación en la que puede encontrarse el conjunto de toda la ciudad, cosa que por suerte para otros no es así.


La realidad que vemos en nuestras calles resulta difícil de "MANIPULAR". Parece ser que cada vez que algunos vecinos de este barrio nos quejamos del mal funcionamiento de algún servicio municipal lo hacemos con intencionalidad política. La intencionalidad política es la que contienen sus declaraciones que desde su condición de responsable político, intenta defenderse con la descalificación, ante la critica de los vecinos al mal funcionamiento del servicio de limpieza de nuestras calles, que en este caso no eran las del Cabanyal como apunta, sino las del Canyamelar. No es lo mismo, señor concejal, pues los vecinos de ambos barrios nos encontramos orgullosos de sus diferencias.



Al parecer, en el Cabanyal-Canyamelar hay dos categorías de vecinos, los que pueden quejarse de la situación que les rodea y piden al Ayuntamiento que haga desaparecer una parte del barrio y los que denunciamos lo mismo, pero le pedimos al Ayuntamiento que haga que funcionen los servicios municipales. Unos son respetables ciudadanos a los que se les atiende desde las más altas instancias y a los otros se les pretende descalificar de un plumazo tachándolos de "gente vinculada a Salvem", cuando no de violentos. ¿Por qué no les responde del mismo modo el Sr. Concejal a los vecinos del SI VOLEM, cuando se quejan de lo mal que está la zona del Cabanyal en el entorno de sus casas? ¿Tienen razón o no la tienen estas vecinas cuando expresan su desesperación ante la realidad que las rodea? No deben ser conscientes estos vecinos, de que lo que ven a su alrededor es el resultado de un trato "prioritario" que les está dando el Sr. Ramón Isidro.


Sr. Concejal, nuestro barrio se caracteriza por su riqueza asociativa. Todo el mundo pertenece a algo: falleros, semanasanteros, miembros de asociaciones de vecinos, comerciantes, los del SI VOLEM, los del SALVEM, etc. Algunos incluso pertenecen a varias de ellas, pero no pretenda confundir la opinión pública y simplificar la realidad de lo que pasó este fin de semana, para escabullir su responsabilidad. La organización de la Brigada de Limpieza, fue una idea que surgió de un grupo de vecinas anónimas, en una conversación en plena calle, próxima a la Iglesia del Rosario, donde existe un teatro municipal, por eso fue allí donde se planteó la acción. Nos pidieron ayuda a la Asociación de Vecinos, de la que no son socias, y nosotros gustosamente les dimos soporte mediático a su reivindicación, entre otras cosas porque lo veníamos denunciando en los medios de comunicación durante toda la semana. A la convocatoria acudieron todos los vecinos y comerciantes que quisieron. Otros no lo hicieron, pero nos felicitaron por la iniciativa al cruzarse con nosotros mientras regresaban del mercado municipal. Entre nosotros había falleros, semanasanteros, comerciantes, miembros de la asociación de vecinos, miembros de Salvem, etc. También podía haber dicho que había identificado a socios del Levante Ud entre los organizadores. Vecinos del Canyamelar la mayoría y algunos del Cabanyal. Y mire por donde que para Ud. esto fue una cosa organizada por “gente vinculada al Salvem”, y con eso parece que pretende descalificarnos y esconder la realidad. Al menos esta vez no dicen que era gente venida de fuera del barrio.


Sr, Ramón Isidro, los vecinos del Cabanyal-Canyamelar, por desgracia no nos ponemos de acuerdo en cuál es la remedio para resolver los problemas que tenemos a nuestro alrededor, pero en lo que si coincidimos todos es en el diagnostico de la situación. Unos nos quejamos en voz alta y otros acuden a sus despachos, pero todos nos quejamos de las mismas cosas y la suciedad de las calles es una de ellas. Si fuéramos capaces de unirnos en una sola voz, tal vez Uds. nos harían mas caso y podríamos poner remedio a esta situación y a las otras que nos preocupan, pero de momento, para nuestra propia desgracia, no lo conseguimos