Los vecinos del Cabanyal-Canyamelar exigirán que se cumpla la ley

2003-12-28Publicat per: Levante
El presidente de la Asociación de vecinos del Cabanyal-Canyamelar, Vicente Gallart, anunció ayer que la agrupación se documentará sobre la licencia de obras del antiguo balneario de Las Arenas y exigirá “que se cumpla la ley” si efectivamente, tal como ha denunciado Esquerra Unida, el derribo del interior del balneario es ilegal.

Gallart arguyó que “el primer atentado contra este edificio tan simbólico fue venderlo a una empresa privada y no mantenerlo como propiedad municipal” y manifestó que la asociación pedirá a la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, que se aplique la ley “con contundencia, de manera ejemplar y sin paños calientes”.

El presidente de la Federación de Vecinos, Antonio Cañuelo, declaró que los vecinos “creen que el uso que se pretende dar al complejo es de casino”. Gallart, que es arquitecto, afirmó que el vaciado del interior del balneario permite una mayor rentabilidad del edificio “las escasas ventanas y puertas que tenía la estructura condicionaban mucho el uso, ahora podrán hacer lo que quieran”.

Los vecinos del Cabanyal-Canyamelar denunciaron la política de “hechos consumados” que lleva a cabo el consistorio y mostraron su miedo porque todas las obras que se realicen para la consecución de la Copa América “se hagan de la misma forma”. Gallart apuntó que “el miedo está mucho más presente ahora, porque la gente ve como actúa el ayuntamiento y cree que tenemos todo perdido con las obras de la prolongación de Blasco Ibáñez al mar”.

La presidenta de la asociación de vecinos del Marítimo-Ayora, Carmen Vila, definió el problema como “la lucha de David contra Goliat” y criticó la apuesta por las inversiones privadas del consistorio valenciano “en vez de luchar por la rehabilitación del patrimonio histórico”.