Salvem el Cabanyal se plantea hacer una huelga de hambre en Suiza

2003-12-11Publicat per: Las Provincias
La plataforma ciudadana Salvem el Cabanyal se plantea hacer una huelga de hambre en Suiza para llamar la atención de los organizadores de la Copa América acerca de la situación del barrio marinero de Valencia si la Administración sigue adelante con el proyecto de llevar la avenida Blasco Ibáñez hasta el mar, según afirmó ayer Faustino Villora, portavoz de la entidad.
Los miembros de esta organización, que lucha contra la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez hasta la playa, creen que la reciente designación de Valencia como sede de la Copa América obliga a la Administración a tomar una postura definitiva “en un sentido o en otro” acerca del controvertido proyecto, actualmente paralizado en los tribunales.

Villora se mostró moderadamente optimista respecto a la posibilidad de ganar el contencioso que plantearon ante los tribunales contra el plan del Cabanyal, en el que se contempla la citada prolongación del histórico paseo al Mar. Pero su preocupación actual se centra en el proyecto de modificación de la Ley valenciana de Patrimonio, que el PP tramita en las Cortes y que podría abrir la posibilidad a intervenir en el Marítimo, donde está previsto derribar más de 1.600 viviendas.

Para José Luis Ramos, abogado de Salvem, la nueva ley que plantea el PP no puede utilizarse para llevar adelante la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez a través del Cabanyal. “No pueden arrasar así como así una zona que está catalogada como Bien de Interés Cultural (BIC)”. El letrado indicó que, a su juicio, lo que está haciendo la Administración con el Marítimo “es un expolio, ya que este concepto no debe usarse únicamente cuando hay derribos sino también cuando se pone en peligro un conjunto protegido, como es este caso”.

Los representantes de Salvem consideran que el debate sobre la prolongación está viciado ya que hay muchos vecinos que están a favor del proyecto “como forma de acabar con la delincuencia en la zona, pero si les dices que si la inseguridad se terminara de otro modo si entonces estarían a favor y te dicen que no”, explicó Villora.