El concejal de Urbanismo recuerda que el plan del barrio se inició hace varios años

Comienza la prolongación al mar

2003-05-22Publicat per: Levante
El Ayuntamiento de Valencia derribó ayer las dos primeras casas del Cabanyal en la calle Juan Mercader para acometer la urbanización de la primera zona del barrio, por donde se iniciará la prolongación de la avenida de Blasco Ibáñez aunque de momento la demolición de casas permitirá terminar la rotonda de la estación. Nadie protestó ayer.

Los inmuebles estaban deshabitados. Los residentes en los números 13 y 15 se marchan entre hoy y mañana a sus nuevas residencias en el barrio. Y para junio «caerá» el bloque blanco conocido ccomo «el de los ferroviarios» porque se construyó como residencia de trabajadores de Renfe, empresa con la que ha negociado Aumsa. Quienes aún viven se realojarán en el edificio en construcción en la avenida de Tarongers.

El concejal de Urbanismo, Miguel Domínguez, comentó ayer que «con los derribos el plan del Cabanyal no se inicia. Si lo iniciáramos falsearíamos una realidad. El plan comenzó con el ajardinamiento del antiguo cuartel de la Remonta; con la compra de la Casa de la Reina y su habilitación como biblioteca; con la del antiguo cine musical convirtiéndolo en centro cultural, que se inaugurará en junio, y la urbanización del entorno de la plaza del Rosario». El equipo de gobierno ha adquirido viviendas en el barrio para los realojos de vecinos afectados por los derribos.

Domínguez fue ayer muy concreto y recordó: «vamos a negociar con todos los dueños e inquilinos de casas de la zona afectada por derribos pagando precios de mercado. Con todos vamos a llegar a acuerdos».

La urbanización, según Domínguez, se hará después del verano y se iniciará un edificio suelo usado como aparcamiento.