La lista que lidera el concejal del mixto está impulsada desde el entorno de los Salvem y Revolta

PSPV, EU y Bloc dudan de que Ibáñez logre en 15 días 5.000 firmas ante notario para presentarse a alcalde

2003-03-05Publicat per: Levante
El concejal del Grupo Mixto en el Ayuntamiento de Valencia, Manuel Ibáñez, presenta hoy en sociedad el proyecto de agrupación de electores con la que pretende presentarse a las elecciones municipales y que encabezará muy probablemente. Esta alternativa ha sido impulsada por personas vinculadas al movimiento vecinal y a las plataformas Salvem el Cabanyal, Salvem la Punta y Salvem el Botànic, según diversas fuentes consultadas.

En las conversaciones de estos últimos meses en los que se ha barajado la posibilidad de articular una plataforma que canalice políticamente ese movimiento ciudadano y asociativo han participado personas como Faustino Villora, del Cabanyal, o Antonio Montiel, uno de los impulsores de la ILP de l´Horta, así como ciudadanos vinculados a Revolta, como María José Algarra o José Tresancos. No obstante, varios de ellos han desestimado la posibilidad de llevar hasta el final el proyecto al considerar que restaría votos a las opciones progresistas como la Entesa, el Bloc o el PSPV. Se da la circunstancia incluso de que personas como Villora militan en Esquerra Unida, cuestión que explica las reticencias a embarcarse en otros proyectos políticos, según fuentes de la formación que dirige Joan Ribó. Las tres formaciones de centro-izquierda que concurren a las urnas consideran muy difícil que Ibáñez consiga las 5.000 firmas que necesita, según la ley electoral, para poder presentarse como agrupación de electores. La propia normativa contempla que los avales deben recogerse ante notario en el período comprendido entre la convocatoria y la fecha tope para presentar listas ante la Junta Electoral. En concreto, el edil que abandonó EU debería lograr las firmas entre el 1 y el 17 de abril.

El Bloc le negó ser alcaldable

El más interesado en la operación es Manuel Ibáñez, a quien el Bloc le negó la posibilidad de ser su cabeza de lista a la alcaldía de Valencia, puesto que ocupará Ferran Puchades. Tanto los dirigentes del PSPV como del Bloc o EU entienden que la candidatura de Ibáñez erosionaría más a sus contrincantes que a ellos mismos