La alcaldesa lamenta la actitud y anuncia nuevas visitas para inaugurar otros equipamientos

Los vecinos reciben a Barberá con gritos y pancartas en la apertura de la biblioteca

2002-07-20Publicat per: Levante
La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y los concejales del equipo de gobierno, en especial el de Urbanismo y el presidente de la Junta del Marítimo, fueron recibidos con una bronca y pancartas por unas 50 personas, entre vecinos e integrantes de Salvem el Cabanyal, cuando bajo de su vehículo oficial en la calle de la Reina para presidir la inauguración de la biblioteca, que lleva su nombre.

Ese es uno de los equipamientos públicos incluidos en el Plan Especial de Reforma Interior del Cabanyal. El de ayer fue el primer enfrentamiento entre vecinos y alcaldesa desde el auto de paralización del plan en la zona afectada por la prolongación y tipificada como Bien de Interés Cultural (BIC).

El portavoz de la plataforma entregó a los concejales una hoja con sus denuncias y reivindicaciones con un cuadro comparativo de las inversiones en El Carmen y El Cabanyal.

Los vecinos denunciaron a la alcaldesa que «el barrio sigue igual pese a las 12 años de gobierno de Barberá». En una de las pancartas se leía «El timo de Rita. Rehabilita 1 y quiere destruir 1651». Hubo gritos como «Rita, rehabilita» e «hipócrita» e incluso profirieron contra ella insultos personales y le denunciaron por escrito que «la policía local no hace nada ni la nacional tampoco» , en lo que a tráfico de drogas se refiere, y volvieron a pronunciarse contra la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez reclamando un plan de rehabilitación.

Los Salvem reaparecieron ayer después de las jornadas culturales de Portes Obertes e hicieron su protesta pública con discurso grabado incluido que se escuchaba desde un altavoz instalado en un edificio. La alocución se iniciaba agradeciendo la rehabilitación del edificio para biblioteca y emplazaba a Barberá a seguir rehabilitando. Barberá tuvo una despedida similar.

Las primeras palabras de la alcaldesa tuvo sus primeras palabras a ese recibimiento en el discurso oficial. «Con el fondo musical prueban que no quiere n mejoras en el barrio» pero obtuvo como respuesta un «no es suficiente» del presidente de Pavimar. Ya después manifestó: «Sé, y me consta, que la mayoría de los ciudadanos están satisfechos con este equipamiento pero quienes no están contentos viven el caldo de cultivo de la degradación. Lo hicieron cuando el Jardín de la Remonta y ahora. Protestan cuando mejoramos y estoy a años luz de esa situación» para anunciar a continuación que: «voy a volver de nuevo al Cabanyal en septiembre a la inauguración del Museo del Arroz y para finales de año el complejo cultural del antiguo Cine Musical».

La alcaldesa dijo que los 100 millones de pesetas para casas del Cabanyal se han gastado y anunció acuerdos, algunos verbales, con dueños de otras 100. Ese paquete de casas se corresponde con edificios cercanos a la estación del Cabanyal, por donde irá la prolongación lineal. Nada dijo Barberá del tráfico de drogas, de las casas, ocupadas o no, en mal estado y de la falta de limpieza en las calles.

El vicepresidente de la Asociación de Vecinos del Cabanyal lamentó que en la oficina del plan, «se preocupen más de la prolongación porque así informan. Deben preocuparse por la rehabilitación porque, como dicen ellos, no sólo hay prolongación. Nos preguntamos donde está el famoso convenio con Obras Públicas para impulsar la rehabilitación. La memoria de la alcaldesa falla pero mientras el barrio se degrada».

Una gran rehabilitación

La alcaldesa y el portavoz del grupo socialista, Rafael Rubio, coincidieron en destacar la «magnifica y acertada rehabilitación del edificio del siglo XIX». Barberá repasó la historia del edificio, que nunca encargó la Reina Isabel II, y citó que la biblioteca tiene 114 puestos de lectura; sala de exposiciones, inaugurada ayer con obras del Canyamelar Ernesto Furió y con presencia de su familia; conexión gratuita a Internet, sala de estudio y una área para los más pequeños». La concejala de Cultura, María José Alcón, estaba ayer más que satisfecha con su biblioteca número 22. El concejal socialista emplazó a Barberá a seguir el ejemplo de la rehabilitación «Ha sido modélica. Se demuestra la necesidad de acometer un plan de rehabilitación. ¿Que necesidad hay pues de prolongar?, dijo.