El centro exhibe la historia y tradiciones de la zona junto a obras realizadas por artistas

El Cabanyal abre su museo en un edificio modernista para reivindicar el barrio

2002-05-04Publicat per: Levante
Un nuevo museo, aunque provisional hasta el 19 de mayo, abrió ayer sus puertas en el barrio del Cabanyal bajo la iniciativa de la Comisión de Artistas y la Plataforma de la zona en lo que es la V edición de Portes Obertes, que está noche cuenta con una jornada festiva en el tinglado 2 del puerto de Valencia.

El museo se ha habilitado en un edificio de estilo modernista de 1930 sito en el número 149 de la calle de la Reina y los residentes del barrio de los poblados marítimos son sus protagonistas. Una iniciativa que bien podría tomar nota el área de Cultura de la corporación local valenciana. La iniciativa cuenta con el apoyo de una entidad de la ciudad alemana de Ottensen, que hace 20 años logró frenar un plan similar al del Cabanyal, que contempla la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez.

El museo se ha dividido en tres partes, las mismas del edificio, o sea planta baja y dos pisos, y conviven las ideas de los vecinos, con sus propias propuestas bajo una mirada histórica; las de los estudiantes para rehabilitar el barrio y las tendencias actuales de artistas que residen en el Cabanyal-Canyamelar. El proyecto lo ha coordinado el artista, Emilio Martínez, y ha recordado que es la primera vez que la edición se celebra en un mismo espacio y los vecinos toman el relevo a los artista en el certamen artístico aunque también hay apoyo de extranjeros como Jorge Sobrino de México y Vega Bermejo de Inglaterra.

El Museu del Cabanyal exhibe en su planta baja una muestra de la historia y las tradiciones del barrio a partir de los objetos cedidos por sus vecinos.

Planos del arquitecto Víctor Gozálbez, uno de los responsables de la construcción de la mayor parte de las viviendas de la zona; paneles con la imagen de 1899 del proyecto de Paseo de Valencia al Cabanyal y la evolución de la trama urbanística desde sus orígenes hasta la actualidad es lo primero que se encuentra el visitante en su entrada al edificio-museo.

La parte histórica continua con publicaciones, documentos y libros sobre el mar y la escuela con especial atención al pedagogo de la República Lluís Alpera; fotografías del Levante U.D. que se creó en el barrio, y donde persiste una gran afición; recortes de prensa sobre las actuaciones desarrolladas por Salvem el Cabanyal; maquetas y restos de una antigua barca y un traje de buzo entre otros materiales.

Será sobre esa barca donde se imparta un cursillo sobre como se hacían los cadafals en los astilleros de la playa hoy día desaparecidos y un arte también en extinción, al menos en la ciudad.

El primer piso reproduce instalaciones vistas en otras ediciones de Portes Obertes, además de paneles que explican la evolución de este proyecto artístico y las conclusiones sobre el seminario celebrado en la Universidad Politécnica de Valencia “Una mirada sobre el Cabanyal” con las propuestas de los estudiantes.

La segunda planta recoge una selección de obras de artistas que viven y trabajan en el barrio como son Juvi, Carmen Sevilla, Consuelo Serrano, Maite Miralles, Maribel Doménech, Vega Bermejo, Jorge Sobrino y el propio Emilio Martínez