La alcaldesa de Valencia para los derribos a la espera del fallo del Constitucional

60 millones para compras en El Cabanyal

2010-04-16Publicat per: El País
La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, anunció ayer que gastará 60 millones de euros en adquirir inmuebles situados en medio de la avenida que planea construir en el barrio valenciano de El Cabanyal. Según dijo, adquirirá "todas las casas que pueda", mientras espera un pronunciamiento del Tribunal Constitucional, para ir adelantado su proyecto. La admisión a trámite el miércoles de un recurso del Gobierno contra una ley de la Generalitat impone la paralización de las demoliciones en la zona.

La primera edil se amparó en ella para ordenar los derribos la semana pasada, que provocaron una dura carga policial contra varias decenas de vecinos que se oponían sentados en el suelo.

La ley de la Generalitat valenciana sorteaba una orden del Ministerio de Cultura que suspendía el plan del consistorio para prolongar la avenida de Blasco Ibáñez. Cultura considera que hay "expolio" en el proyecto municipal porque afecta a una zona protegida. Rita Barberá acató la decisión del alto tribunal, aunque advirtió de que la orden ministerial, de nuevo vigente al quedar la ley en suspenso, paraliza cualquier actuación derivada del plan. Esto incluye, según afirmó la alcaldesa, equipamientos, rehabilitaciones de casas, jardines y aparcamientos de todo el barrio, incluso los que no forman parte del plan. En ese sentido, Barberá castiga más de 30 actuaciones previstas en el barrio.

"El PSOE lo ha paralizado todo", atacó Barberá, "ha cogido un rebote contra Valencia". La portavoz municipal socialista, Carmen Alborch, contestó que la alcaldesa intenta traspasar la responsabilidad del deterioro del barrio al Gobierno. Antes de que el alto tribunal admitiese a trámite el recurso, Barberá tenía previsto emplear la mayor parte de los 60 millones en la urbanización de la prolongación de la avenida.

La portavoz de la plataforma vecinal Salvem El Cabanyal, Maribel Domenech, criticó la forma de interpretar la decisión del Tribunal Constitucional que ha tenido la alcaldesa Barberá. "La orden del Ministerio de Cultura permite perfectamente que se siga rehabilitando y actuando fuera de la zona de prolongación", afirmó. "La Casa dels Bous, por ejemplo [con un reloj de sol antiquísmo en la fachada, muy deteriorado] podría rehabilitarse porque queda fuera del ámbito de la prolongación. Lo que impide la orden es el expolio, y rehabilitar no lo es. [La de la alcaldesa Barberá] es una malinterpretación sesgada y malintencionada, una pataleta de una niña malcriada", concluyó.