Las mujeres de la plataforma del Cabanyal enviarán el lunes un escrito al Ejecutivo para recuperar su barrio

Sí Volem exigirá al nuevo Gobierno la prolongación de Blasco Ibáñez

2011-11-19Publicat per: Las Provincias
Tras un año y medio de paralización, la plataforma Sí Volem del Cabanyal espera con impaciencia el cambio de Gobierno para recuperar la vida del barrio. «Confiamos en que gane el Partido Popular, aunque hasta que no llegue el día no nos lo vamos a creer», afirmó ayer Amparo Moliner, portavoz de la plataforma Sí Volem.
Los vecinos no quieren dejar que pase el tiempo y enviarán un escrito al nuevo Gobierno en cuanto tome posesión y se reunirán con la alcaldesa Rita Barberá para recuperar el tiempo perdido.
«Estamos deseando que llegue el cambio de gobierno. Las pocas tiendas que quedamos casi no tienen trabajo y queremos que Rajoy actúe y desbloquee esto como lo dijo el día del mitin», comentaba ayer la portavoz de la entidad vecinal, ansiosa de conocer el resultado de las elecciones.
El domingo pasado Mariano Rajoy anunciaba en Valencia que una de sus primeras tareas al llegar al Gobierno sería desbloquear el decreto de paralización del plan del Cabanyal y este encargo ya está en marcha. En el Ayuntamiento de Valencia tiene todo preparado y con la documentación disponible para entregarla al equipo de Mariano Rajoy en cuanto llegue al Gobierno.
Presupuesto previsto
Todo está listo e incluso lo más importante, ya está reservado el presupuesto disponible para que las promesas se conviertan en hechos. De momento, están apartados y previstos para su destino 31 millones de euros, de los cuales 3,8 millones se destinarán para la compra de pisos en el Bulevar San Pedro.
La alcaldesa Rita Barberá no olvida ni quiere olvidar el golpe bajo del Gobierno socialista en las Navidades de 2009. Un decreto firmado por la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, donde se paralizaba de un plumazo todo el plan urbanístico con el que se prolongaría la avenida Blasco Ibáñez.
Tras esta maniobra política, la alcaldesa no dudó en presentar una querella contra la ministra por un presunto delito de prevaricación. Sin embargo, el Tribunal Supremo desestimó la querella y Barberá no cedió en su intento y aseguró de inmediato que recurriría ante el Constitucional.
Durante año y medio, los vecinos del Cabanyal han estado viviendo en un auténtico drama. Han comprobado cómo sus viviendas se deterioraban, las tiendas perdían clientes y muchos vecinos intentaban marcharse del barrio. El Cabanyal se convertía en un desierto. Por eso, son muchos los vecinos que esperan a Rajoy y empezar a respirar aire fresco.
De los tres asuntos que mantenía el Gobierno bloqueado, este es el más urgente. La Marina Juan Carlos I no se podrá activar hasta las próximos meses y los chiringuitos han dado un respiro con la moratoria acordada hace dos semanas.
El Cabanyal, por tanto, es lo más urgente y a lo que mayor número de personas afecta.