Se ultima la permuta de unas viviendas anexas a la estación por otras en la calle de la Estrella

Barberá y RENFE cambian propiedades en El Cabanyal para empezar la prolongación

2002-03-28Publicat per: El Mundo
El Ayuntamiento de Valencia está a punto de cerrar con RENFE la negociación que permitirá expropiar las primeras viviendas para ejecutar el Plan Especial de Reforma de El Cabanyal, que incluye la prolongación de Blasco Ibáñez. RENFE cederá los edificios de su propiedad que tiene detrás de la estación de El Cabanyal y a cambio recibirá del Ayuntamiento unos edificios que Aumsa ha adquirido en la calle de la Estrella.

El concejal de Urbanismo, Miquel Domínguez, avanzó ayer una parte de este acuerdo tras la presentación por parte de la portavoz socialista, Ana Noguera, de una moción en la que propone un plan de reforma para El Cabanyal diferente al aprobado por el Ayuntamiento hace nueve meses, que se pidan cinco millones de euros a la Generalitat para la rehabilitación del barrio y que se abra una oficina similar a la del Riva en el centro histórico.

Sin embargo, el proyecto ya ha superado todos los trámites administrativos en los que se podrían introducir modificaciones. Por este motivo, y después de rebatir los argumentos de Noguera, Domínguez calificó su moción de “demagógica y oportunista”.

Inesperada, desde luego, no era puesto que un grupo considerable de miembros de la plataforma Salvem el Cabanyal se acreditó en el pleno municipal para desplegar nuevamente sus pancartas y que su portavoz, Faustino Villora, hiciera uso de la palabra para respaldar todas y cada una de las propuestas que lanzaba la portavoz socialista. Y tanto Ana Noguera como el concejal socialista José Sellés agradecieron a los miembros de la plataforma su participación y les despidieron cuando acabó de debatirse la moción, para lo que tuvieron que salir del salón plenario en el que continuaban debatiéndose otras mociones.

Las críticas del plan: Durante su intervención, el portavoz de Salvem El Cabanyal volvió a acusar al equipo de Gobierno de negarse a dialogar con ellos y advirtió “que no van a poder hacer un plan de derribos cuando dentro de dos años se va a declarar ilegal el plan que han aprobado”. No fue ésta la única referencia que tanto él como Noguera hicieron a las últimas resoluciones judiciales sobre el plan municipal y a las que están pendientes. Ambos insistieron en que, como dijo Villora, “la destrucción del barrio está parada”, aunque Noguera matizó que “el Ayuntamiento, si quisiera, podría empezar a invertir ya en el barrio”, reconociendo implícitamente que la suspensión cautelar ordenada por el Tribunal Superior de Justicia apenas afecta al 2,2% de la superficie que abarca la actuación municipal.

La portavoz socialista generalizó y agrupó los problemas del barrio de El Cabanyal en la inseguridad, falta de limpieza y degradación “fruto de la ausencia de inversiones en diez años como consecuencia del deterioro consciente, o al menos responsable del equipo de Gobierno” y acusó a los populares de “intentar adecuar la normativa y la ley a lo que les interesa”.

Pero el concejal de Urbanismo, acostumbrado al debate sobre El Cabanyal, le replicó que “esta es la típica moción que se ha montado para poder intervenir” porque en su opinión, las peticiones de Noguera son “oportunistas”. “¿Cómo vamos a encargar un proyecto de rehabilitación para el barrio cuando ya tenemos unos?”, espetó Domínguez al tiempo que mandaba a la portavoz socialista a la “escola de cagons”. También le recordó que ya funciona en la calle de la Reina la oficina de gestión del plan municipal para El Cabanyal, que también atiende a los afectados, y le crítico que “intente ponerse la medalla del magic Andreu haciendo una propuesta similar”. Para uno de los máximos responsables de la propuesta del equipo de Gobierno para El Cabanyal “los socialistas piden en esta moción que hagamos todos los equipamientos públicos que contempla el plan, desde los colegios a los institutos pasando por los jardines, y sólo dejan fuera la prolongación de Blasco Ibáñez, y vamos a hacerlo todo”.