Domínguez afirma que están en negociaciones para derribar el edificio de Renfe

El ayuntamiento inicia los contactos con vecinos para prolongar Blasco Ibáñez

2002-03-28Publicat per: Levante
El Ayuntamiento de Valencia se encuentra en negociaciones con los propietarios e inquilinos que residen en la zona posterior a la estación del Cabanyal para acometer una de las fases del Plan Especial de Protección y Reforma Interior (Pepri) que no ha resultado afectada por la paralización de los tribunales, según dijo ayer el concejal de Urbanismo, Miguel Domínguez, en el pleno municipal después de que el PP desestimara una propuesta de los socialistas para acometer proyectos en zonas no afectadas por la suspensión.

Con esta medida para desalojar, realojar y derribar el conocido edificio de color blanco cuya acera sirvió de andén ferroviario durante años, comienza una de las primeras actuaciones para prolongar la avenida de Blasco Ibáñez y culminar la rotonda de la estación del Cabanyal.

El edil de Urbanismo dijo en relación a la expropiación y realojo de los residentes en el edificio de RENFE: «estamos en conversaciones con la empresa para realojar a los 12 inquilinos en viviendas municipales de la calle de la Estrella, más cercana a la estación del Norte. La negociación es lenta pero va por buen camino y esperamos solucionarlo en meses».

Domínguez tachó el planteamiento de los socialistas de «oportunista y demagógico porque el equipo de gobierno trabaja desde hace años por la recuperación de los barrios del Cabanyal y Canyamelar».

La portavoz socialista, Ana Noguera, criticó a Domínguez la celeridad en gestionar determinados asuntos de la ciudad, como la modificación del planeamiento del balneario Las Arenas y el aumento de alturas para un empresario del sector hotelero, y la lentitud manifiesta en desarrollar el planeamiento del Cabanyal para habilitar nuevas dotaciones como zonas verdes, bibliotecas o centros educativos.

La corporación local tiene terminada la rehabilitación de la llamada Casa de la Reina, en la calle de la Reina del Canyamelar, para destinarla a biblioteca desde hace semanas pero la inauguración se encuentra estancada desde la delegación de Cultura por motivos que se desconocen. El propio Domínguez reconoció ayer que la marcha de los trabajos del Cabanyal está yendo con una lentitud nada deseada desde el equipo de gobierno «pero así son las circunstancias».

Uno de los motivos de ese retraso puede achacarse a la demora en formalizar el documento con la Generalitat para constituir una sociedad gestora del plan.

Un portavoz de la Plataforma Salvem el Cabanyal, Andrés Vaquero, pidió a la alcaldesa que intervenga en la rehabilitación del barrio y denunció la falta de limpieza en determinados lugares de la zona que los propios servicios reconocen en una nota que la asociación de vecinos del Cabanyal ha recibido.