El PSPV dice que siempre ha tenido clara la necesidad de enlazar la ciudad con el mar pero "sin destrucción"

2010-04-16Publicat per: Europa Press
El concejal del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Valencia Vicente González Móstoles aseguró hoy que los socialistas valencianos "siempre" han tenido "clara la necesidad de enlazar la ciudad con el mar", pero matizó que "de forma respetuosa con El Cabanyal y sin destrucción".
González Móstoles se expresó en estos términos en un comunicado en relación a las declaraciones realizadas hoy la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, quien destacó que el PSPV de la ciudad recogía en el programa electoral que elaboró para las elecciones municipales de 1991 la prolongación del Paseo al Mar hasta el Marítimo.
Al respecto, el edil socialista indicó que el equipo de gobierno socialista "dejó diferido el planeamiento en el Plan General de 1989 --que declaró el barrio conjunto histórico-- para analizar con detalle el mejor enlace posible sin destrucción, y cuatro años más tarde la Generalitat valenciana declaró la zona Bien de Interés Cultural, dejando clara así su oposición a la destrucción y su apuesta por la protección".
Asimismo, incidió en que, "por si ello fuera poco", la orden emitida por el Ministerio de Cultura declara que la prolongación de la avenida de Vicente Blasco Ibáñez sobre El Cabanyal "supondría un expolio del patrimonio histórico y obliga a suspender las demoliciones y a redactar un nuevo plan respetuoso con el barrio", afirmó.
Del mismo modo, el concejal del PSPV consideró que Rita Barberá, con sus declaraciones, "desempolva el pasado para remontarse dos décadas atrás y ocultar su incapacidad para rehabilitar el barrio y su falta de voluntad de consensuar una solución con los vecinos".
González Móstoles destacó que "si el PP pretendiera, realmente, rehabilitar El Cabanyal ya lo habría hecho en sus 19 años al frente del gobierno municipal, pero no ha sido así". "El Ayuntamiento ha incumplido su obligación de preservar el patrimonio y ha permitido la degradación de El Cabanyal de forma pasiva, al no impedir su deterioro, y de forma activa, al demoler edificios de considerable valor y al elaborar un plan que atenta contra la integridad de un conjunto histórico protegido", manifestó.
El representante socialista explicó que "lo que realmente conseguirá la prolongación de la avenida es partir el barrio en dos, acabar con su trama urbana y destruir buena parte de sus edificios protegidos".

"La mejor forma de recuperar el barrio es la que hemos defendido siempre los socialistas y una buena parte de los vecinos: revitalizarlo mediante la rehabilitación de sus edificios, la dignificación del espacio público, la construcción de equipamientos y la pervivencia de la forma de vida de sus habitantes; justo lo que pretende la orden ministerial", recalcó.

Del mismo modo, indicó que la actuación al respecto del PP ha sido "claramente insuficiente", pese a que el Plan Especial de Protección y Reforma Interior (PEPRI) de El Cabanyal-Canyamelar "también contempla la rehabilitación de 560 edificios protegidos no afectados por la prolongación, la construcción de 400 viviendas de protección pública, la ejecución de 39 equipamientos y 21 actuaciones de reurbanización y aparcamientos públicos", explicó González Móstoles, para quien la orden ministerial "abre la puerta a la revitalización".

"Lamentamos que la alcaldesa desaproveche la oportunidad que le brinda la orden y haya decidido continuar su acoso a los vecinos de El Cabanyal suspendiendo la construcción de equipamientos públicos y las rehabilitaciones", subrayó el edil, quien añadió que, con ello, "queda claro que la voluntad de Barberá es que el Cabanyal se siga deteriorando".