Tarancón recuerda que la competencia urbanística es del Ayuntamiento

Cultura no descatalogará como BIC El Cabañal a pesar del TSJ

2002-03-08Publicat per: Diario de Valencia
El conseller de Educación y Cultura, Manuel Tarancón, advirtió ayer en las Cortes que la Conselleria no modificará la declaración como Bien de Interés Cultural (BIC) el barrio de El Cabañal en el supuesto de que los tribunales dictaminasen que el proyecto de ampliación de Blasco Ibáñez a través de éste es ilegal. Asimismo, respecto a las críticas de la oposición sobre el dictamen favorable de Cultura al proyecto, el conseller recordó que la política urbanística es competencia de los ayuntamientos y que a la Conselleria sólo le corresponde certificar la legalidad de las actuaciones proyectadas
El conseller de Educación y Cultura, Manuel Tarancón, aseguró ayer en las Cortes que en el caso de que los tribunales declaren ilegal la ampliación de Blasco Ibáñez a través del barrio de El Cabañal por estar catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC), la Conselleria no modificaría en ningún caso dicha catalogación.

De esta manera Tarancón –quien comparecía para explicar el informe por el que Cultura declaraba favorable el proyecto de ampliación- respondía a la oposición después de que ésta asegurara que el cambio de parecer del primer informe se debió a presiones políticas, así como a la “militancia” con el proyecto de Rita Barberá por ser del mismo partido.

Según el conseller, la política urbanística es competencia de los ayuntamientos y “a la Administración autonómica sólo le corresponde certificar la legalidad. Nuestra función se limita a verificar que las actuaciones cumplen la legalidad”.

Respecto al cambio de criterio de los dos informes emitidos por Cultura, Tarancón recordó que la Ley de Patrimonio impide cualquier actuación en un entorno BIC salvo si se produce una mejora general del conjunto de éste. En este sentido, explicó que era al Ayuntamiento de Valencia y no a la Generalitat a quien correspondía determinar si la actuación prevista cumplía tal condición, por lo que fue éste el que envió los estudios complementarios “que posibilitaron el informe favorable”.

Por último, respecto a la suspensión cautelar de una parte del proyecto por parte del TSJ, Tarancón, recordó que el auto no ha sido unánime y que ha contado con votos particulares. Igualmente defendió que “se trata de algo muy subjetivo y hay arquitectos a favor y en contra”.