Barberá tacha de 'trogloditas' a quienes critican su posición sobre El Cabanyal

2002-02-09Publicat per: El País
La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, replicó ayer a quienes han criticado su actuación tras la decisión del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de paralizar cautelarmente las expropiaciones en el barrio de El Cabanyal en el tramo protegido como bien de interés cultural y que impiden por ahora la prolongación de la avenida de Blasco Ibáñez hasta el mar.

Barberá, molesta con las entidades vecinales y la oposición política, que creen que la alcaldesa ha tenido una actitud poco democrática de tintes franquistas, aseguró que quienes la han criticado están 'en las cavernas políticas, con un discurso troglodita, aparte de falso'.

La dirigente del PP argumentó: 'He sido destinataria de epítetos relacionados con el fascismo. Cuando recurren a eso es que no tienen mejores argumentos porque hay papeles en los que el PSOE tiene compromisos con la prolongación [de Blasco Ibáñez]. Sólo saben vivir en la falta de ideas. Son expertos en el insulto pero sin ninguna idea'.

Rita Barberá, sin embargo, se desmarcó del contenido del recurso de súplica presentado por el Ayuntamiento de Valencia al Tribunal Superior de Justicia. Este recurso cuestiona la representatividad de las organizaciones vecinales, critica la intromisión de la justicia en la gestión municipal y descalifica a la oposición socialista, además de pedir una fianza millonaria para los vecinos en caso de mantenerse las suspensión cautelar de los derribos de El Cabanyal.

Documento jurídico

'No tengo nada que ver. El recurso de súplica es un documento jurídico que no conozco, que no he leído', explicó Barberá, que insistió en que la paralización cautelar ordenada por el TSJ sólo afecta 'a un trozo' del planeamiento urbanístico. 'Fascista es ampliar la paralización a todo el plan', recalcó la alcaldesa del PP, que añadió: 'En todo lo demás se puede actuar y nosotros cumplimos los programas y los compromisos'.

El auto del TSJ paraliza cautelarmente las actuaciones necesarias para prolongar la avenida de Blasco Ibáñez hasta el mar, que es el argumento que justifica el planeamiento urbanístico de remodelación de El Cabanyal-Canyamelar.

Tanto la oposición municipal como las organizaciones vecinales han reclamado al Ayuntamiento de Valencia que realice las inversiones y las actuaciones previstas en el plan urbanístico de El Cabanyal, destinadas a incentivar su regeneración. La portavoz socialista Ana Noguera recordó el jueves que transcurridos ocho meses tras la aprobación definitiva del plan de El Cabanyal-Canyamelar las inversiones han sido prácticamente inexistentes y no existe una dotación significativa en los presupuestos municipales de 2002.