Noguera atribuye a la “vena franquista” de Barberá el recurso de El Cabanyal

Vivienda para realojos

2002-02-08Publicat per: El Mundo
El jefe de los servicios jurídicos asume la autoría y se proclama abogado municipal “no de partido”

El Ayuntamiento de Valencia ha adquirido en los últimos meses ocho edificios en el barrio de El Cabanyal con el objetivo de rehabilitarlos y ofrecer las viviendas que albergan a los afectados por el plan que incluye la prolongación de Blasco Ibáñez. Se trata de los inmuebles ubicados en las calles Tramoyers 46, los números 46,48,52 de Franciso Baldomá, el 22 y 92 de Padre Luis Navarro, el 77 de Barraca y el 25 de la calle Escalante.

El concejal delegado de Urbanismo, Miquel Domínguez, respondió así a las críticas de la portavoz socialista Ana Noguera, que ayer aseguró que “el equipo de Gobierno aprobó el Plan de El Cabanyal, hace ocho meses y desde entonces no ha hecho nada, y mucho menos rehabilitar el barrio”. Domínguez recordó que además de la compra de inmuebles, que continua, se están construyendo 40 viviendas en los números 10 y 12 de Beato Juan Grande para realojos, 72 pisos con garaje en Eugenia Viñes y otros tantos en la avenida de los Naranjos. “Hemos invertido 3.606.707 euros (600 millones de Ptas.) en el Cine Musical, 1.202.042 euros (200 millones de Ptas.) en la biblioteca de la calle de la Reina y 3.005.060 euros (500 millones de Ptas.) en el Museo de la Semana Santa Marinera y del Arroz, sin contar con que hemos protegido la Casa del Bous que el PSOE contemplaba destruir en el Plan General.

Pero el recurso presentado por el Ayuntamiento de Valencia no sólo fue criticado por los socialistas. También el grupo municipal de Esquerra Unida mostró ayer su rechazo al escrito por considerarlo: “prepotente y superficial ya que no entra en el tema”. Desde EU se pidió ayer un referéndum en la ciudad de Valencia “para que los ciudadanos se pronuncien específicamente sobre el plan y la prolongación, no sobre el programa electoral general del PP”. En el caso de que los ciudadanos respaldaran mayoritariamente el proyecto, la coalición de izquierdas propone que “se modifique la legislación para no modificar el BIC”

Desde la Federación de Vecinos también se criticó el recurso porque cuestiona su representatividad y la defensa del interés general que alegan.

Noguera atribuye a la “vena franquista” de Barberá el recurso de El Cabanyal

La portavoz socialista en el Ayuntamiento de Valencia, Ana Noguera, atribuyó a “la vena franquista del pasado más reciente de la alcaldesa” el recurso presentado por los servicios jurídicos municipales contra el auto que decretó la semana pasada la suspensión cautelar del Plan de El Cabanyal en el tramo de Blasco Ibáñez comprendido en la zona declarada Bien de Interés Cultural. “Es un recurso visceral, nada fundamentado y con el pronto que ya conocemos de Rita Barberá”, insistió al inicio de una crítica generalizada al escrito presentado ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo.

Lo que Noguera ignoró es que el recurso fue redactado por el jefe de los servicios jurídicos del Ayuntamiento Néstor Ramírez. Y así lo confirmó el mismo a EL MUNDO. “El recurso lo he hecho yo, nadie del equipo de Gobierno, conocía el texto porque confían en su abogado, como antes hicieron los gobiernos socialistas, porque yo soy el abogado del Ayuntamiento y no el de un partido político”, sentenció Ramírez. El letrado aprovechó para asegurar que “el recurso está hecho para debatirlo en los tribunales y no fuera de ellos”. Además, mantuvo la tesis de su escrito respecto de la representación que ostentan asociaciones como las que han conseguido la suspensión cautelar. “Ellos no representan a la sociedad sino sólo a sus asociados”, insistió.

Críticas generales

Pero las críticas de Noguera fueron mucho más allá de las consideraciones sobre el carácter de Rita Barberá. La portavoz del PSOE en el Ayuntamiento aseguró que “el eje troncal” del recurso presentado por los abogados municipales “son descalificaciones hacia los magistrados de la sala, los vecinos y el partido socialista”. “Atacan su derecho a la libre asociación y a la representatividad que ostentan”, indicó. En su opinión, el plan municipal no demuestra “ningún tipo de protección monumental” y calificó de “incoherencia” el hecho de que el Ayuntamiento alegue que la aprobación del plan no implica ningún derribo. “Una aprobación no implica un derribo pero una ejecución sí”, añadió.

Para Noguera, la petición de una fianza de un millón de euros a las asociaciones autoras de la demanda implica “una involución de los conceptos democráticos por parte del Partido Popular”. En este punto insistió el presidente del grupo socialista y secretario general del PSPV de Valencia ciudad, Rafael Rubio, cuando criticó que el Ayuntamiento exija a los demandantes una fianza superior a la partida que incluyen los presupuestos municipales para invertir en el Plan de El Cabanyal este año. Rubio también reprochó a Barberá que cuando la Generalitat declaró Bien de Interés Cultural una parte del barrio de 1993, el Gobierno municipal que por entonces ya presidía ella “nunca presentó un recurso”. Este punto fue rebatido por el concejal delegado de Urbanismo, Miquel Domínguez, que aseguró que sí que se presentó un recurso contra esta declaración ante el Gobierno Valenciano en 1993.

Domínguez respondió al resto de críticas de los socialistas, en especial a Ana Noguera, asegurando que “la única visceral es ella, que funciona de oído” mientras que “la alcaldesa actúa con honestidad y siempre ha defendido los mismos planteamientos para El Cabanyal”

El concejal popular aseguró no entender “porqué critican tanto el plan y ellos en cambio no han pedido la suspensión cautelar” e insistió en que todos los argumentos aportados en el recurso por los servicios jurídicos “se han obtenido de resoluciones judiciales anteriores y fundamentadas”.