Rechaza "manipulaciones" y destaca que el PSPV recogía en su programa electoral de 1991 la prolongación del Paseo al Mar hasta el Marítimo

Barberá dice que Ayuntamiento "no quiere parar nada" y que es el Gobierno quien "obliga" a detener el PEPRI

2010-04-16Publicat per: Europa Press
La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, aseguró hoy que el consistorio valenciano "no quiere parar nada" y resaltó que es el Gobierno central el que le "obliga" a "paralizar" el Plan Especial de Protección y Reforma Interior (PEPRI) de El Cabanyal-Canyamelar. Indicó que es la orden emitida por el Ministerio de Cultura que considera expolio esta actuación y ordena su paralización la que le "obliga" a "suspender" esa intervención.

Barberá, que compareció ante los medios de comunicación tras conocer en dependencias del Ciclo Integral del Agua el primer jardín vertical de la ciudad, rechazó "buenismos" y "manipulaciones" por parte de los socialistas y apuntó que "si quieren que se siga con las obras y los equipamientos" contemplados en el PEPRI "que cambien la orden ministerial" y que determinen la suspensión "sólo en la zona en la que tiene competencia, en la de la prolongación que es BIC (Bien de Interés Cultural), precisó.

Asimismo, destacó que el PSPV de la ciudad recogía en el programa electoral que elaboró para las elecciones municipales de 1991 la prolongación del Paseo al Mar hasta el Marítimo. Apuntó que en este documento, los socialistas hablaban de la prolongación de "dos ejes fundamentales" de la capital valenciana, "La Alameda, hasta la dársena, y el Paseo al Mar hasta conectar con el Paseo Marítimo".

Señaló también que en la Memoria del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), de 1989, redactada por el PSPV, esta formación consideraba que la prolongación de Blasco Ibáñez hasta el mar era "un proyecto irrenunciable". Igualmente, mostró y leyó a los periodistas una noticia de prensa, del 1 de mayo de 1991, titulada 'El PSOE se compromete a prolongar el Paseo al Mar', en la que los socialistas estimaban "conveniente" la prolongación y la conexión con el Paseo Marítimo, además de hablar de la "degradación" de El Cabanyal, explicó.

"No voy a consentir manipulaciones todos los días. Es necesario decir la verdad. El Ayuntamiento tiene orden del ministerio de suspender las cosas", dentro de las actuaciones previstas en el PEPRI, aunque "yo quiero hacer todo", manifestó la primera edil. "Que no vengan con buenismos o manipulaciones", sostuvo respecto a "algunos concejales" socialistas "que dicen que es un error" pararlo todo e insistió en que "si no hubieran querido" parar este plan "debían haber hecho otra orden ministerial".

Rita Barberá lamentó la "manipulación" a la que, según dijo, está asistiendo "por parte de la izquierda" respecto al "mensaje claro que se da". Reiteró, a continuación, que "el Ayuntamiento no quiere parar nada respecto al PEPRI de El Cabanyal" y subrayó que si fuera por el consistorio "estaría todo en marcha", al tiempo que comentó que "hace diez años puso en marcha" esta intervención urbanística y que durante ese tiempo ha estado "luchando para llevarlo a cabo".

Agregó que se "lucha contra toda paralización en los tribunales y contra toda paralización física" respecto al PEPRI, tras lo que apuntó que "es el Gobierno el que obliga al Ayuntamiento a que no se haga nada". Se refirió, en este sentido, a la orden del Ministerio de Cultura y leyó "textualmente" parte de su contenido. Dijo que además de declarar "expolio" el PEPRI, "declara la obligación del Ayuntamiento de Valencia de proceder a la suspensión inmediata de la ejecución del PEPRI".

La responsable municipal indicó, igualmente, que esta orden "requiere a la Generalitat para que suspenda todas las actuaciones administrativas y adopte las medidas oportunas para que se cumpla la obligación del Ayuntamiento de suspender" dicho plan urbanístico. Con todo, resaltó que "el ministerio, por dos veces, habla de la obligación" del consistorio de "paralizar" y reiteró que no quiere que "nadie venga a manipular".

REQUERIMIENTO NOTARIAL

Por otro lado, rechazó las declaraciones de los representantes socialistas que hablan "del ansia especuladora" del consistorio valenciano al referirse al Plan Especial de Protección y Reforma Interior de El Cabanyal "cuando todos los edificios son de promoción pública", declaró. Asimismo, defendió la protección y recuperación de inmuebles del barrio como La Casa dels Bous que, según dijo, "querían tirar" los representantes del PSPV.
Barberá resaltó también durante su intervención que el Gobierno central "no ha respondido al requerimiento notarial" que recientemente le remitieron el Ayuntamiento de Valencia y la Generalitat para reclamarle el informe que descartaba expolio con el desarrollo del PEPRI y que, según apuntó, ha sido "eliminado" del expediente del Ministerio de Cultura.