El Ayuntamiento de Valencia se dedicará a preparar la puesta en marcha del plan del Cabanyal y negociar con los propietarios . No parece probable que haya obras, que comenzarían por una rotonda

Rita quiere “entrar” en el Cabanyal con una gran rotonda, pero sólo tiene 601.000 euros

2002-02-05Publicat per: Levante
La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha querido dejar claro, tras el auto de suspensión cautelar parcial dictado por los magistrados, que va a poner en marcha el planeamiento del Cabanyal-Canyamelar con la única excepción del ámbito que no puede “tocar”. Sin embargo, hay que recordar que el proyecto, desde su aprobación definitiva, no ha avanzado y que, por el momento, cuenta tan sólo con la mínima cantidad de presupuesto de 601.012 euros (100 millones de pesetas cuando está cifrado en 27.000). Con todo, el equipo de gobierno municipal quiere empezar con la rotonda situada tras la estación del Cabanyal, donde hoy en día “muere” la avenida y está previsto emprender su prolongación.

El plan especial de reforma interior, que quedó definitivamente aprobado en abril de 2001, ya podía haberse llevado a la práctica. Se divide en 16 unidades de ejecución pero ningún particular ha presentado hasta ahora ningún programa. El ayuntamiento, que debe ser el gran impulsor de las obras, tampoco ha llegado a arrancar. El único paso dado fue el encargo a la empresa municipal Aumsa para que contrate un equipo que monte la oficina de gestión del plan.

El hecho de que los jueces hayan dejado en suspenso sólo la parte del plan donde la prolongación de la avenida “choca” con el ámbito de protección del Bien de Interés Cultural (BIC) llevó a Barberá a anunciar incluso que podía prolongar la avenida al este y al oeste del área protegida. Sin embargo, esta intervención parece lejana, ahora todavía más.

Los populares quieren empezar a negociar con los propietarios –la alcaldesa dijo que en la zona suspendida el 54% ya había mostrado disposición a vender. Los vecinos exigen los equipamientos (el PP recuerda que está trabajando en algunos) y las ayudas para rehabilitar, para lo que será necesaria la aportación de la Conselleria de Obras Públicas, anunciada pero no firmada. Entre los primeros pasos también debe figurar el patrimonio municipal de suelo para los realojos.

Unidades de ejecución

La unidad de ejecución 4.02 es la gran rotonda en la estación del Cabanyal. Es de iniciativa pública, afecta a 11.820 metros cuadrados y tiene una edificabilidad 0. Afecta a 48 viviendas y en 1998 había 108 personas empadronadas. Está condicionada al desarrollo de otras unidades para realojar vecinos.

Las inversiones previstas en el PERI asciendes a 26.882.710.000 pesetas, que habría que actualizar, de las que 6.762.600 son para realojos y permutas.