El auto del TSJ, que se hará hoy público, salva de momento la trama urbana

“Salvem” celebra la paralización del Plan de El Cabanyal como un triunfo vecinal

2002-01-31Publicat per: ABC
El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana notificará hoy a las partes, con toda probabilidad, el auto en el que se dicta la suspensión cautelar de las expropiaciones de los terrenos para la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez hasta el mar. Al auto también suspende los derribos de casas previstos en el Plan de Reforma Interior del barrio de El Cabanyal.
El portavoz de la plataforma Salvem el Cabanyal-Canyamelar, Faustino Villora, felicitó a todos los vecinos que durante tres años y medio han estado, semana tras semana, luchando para lograr la suspensión del proyecto, “así como a todos los que desde fuera han hecho posible que la Justicia reconozca los daños irreparables que causaría el Plan de Intervención en el Cabanyal”

Aseguró que la plataforma sigue abierta al diálogo, “con el que nunca se habría llegado a esta situación, que no es buena ni para los vecinos ni para la ciudad, que ha tenido una gran cantidad de gastos económicos y sufrimientos sociales absolutamente innecesarios”.

Gestión caciquil

A su juicio, “el consenso habría derivado en la elaboración de un plan de rehabilitación sin destruir el patrimonio cultural de un barrio marinero para la prolongación de la Avenida Blasco Ibáñez”.

Por su parte, el abogado de la asociaciones vecinal, Antonio Ramos, señaló que “la suspensión significaría la victoria de la legalidad sobre la arbitrariedad, una afirmación del Estado de Derecho frente a una gestión caciquil en materia urbanística que aplica Rita Barberá y su equipo de gobierno”

En este sentido, apuntó que “un fallo favorable a la Asociación supone una afirmación de la independencia judicial sobre un sector de nuestra Administración que se burla de la legalidad y que cree que está por encima de ella”.

El ayuntamiento expectante

El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Valencia, Miguel Domínguez, indicó la posible resolución de paralización cautelar que “hemos de esperar a saber lo que el TSJ ha decidido paralizar, si afecta a las manzanas conflictivas por la prolongación de Blasco Ibáñez o a alguna parte más del plan”.

Domínguez considera que “el TSJ no ha entrado a valorar el fondo de la cuestión, ya que sobre la legalidad del Plan se demorará en su decisión varios años”. En cualquier caso, el concejal popular espera que los tribunales den la razón finalmente al Ayuntamiento en este contencioso y se puede realizar un plan que valora como “muy beneficioso” para el barrio de El Cabanyal.

Salvar la trama urbana

La presidenta de la Federación de Asociaciones de Vecinos, Carmen Vila, explicó que “de confirmarse este auto sería un alivio porque consideramos desde el principio que hay que salvar la trama urbana histórica de El Cabanyal y buscar la mejor alternativa para no estrangular el crecimiento de la ciudad hacia el mar”

Por su parte, el portavoz de Els Verds, David Hammerstein, expresó ayer la alegría de su grupo ante esta posible paralización y afirmó que “la máxima autoridad judicial valenciana ha dado la razón a la ciudadanía que quiere otro modelo de ciudad”.

1.651 viviendas

Hay que recordar que el Plan Especial y de Reforma Interior del barrio de El Cabanyal-Canyamelar contempla la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez hasta el mar y que supone la eliminación de un total de 1.651 viviendas que están en el trazado de la prolongación. La decisión judicial pretende evitar un daño irreversible como serían los derribos si se declarara la ilegalidad del Plan.