El derecho ha vencido al caciquismo

El gobierno municipal no parece muy afectado y se ahorra el inicio de las polémicas obras antes de elecciones

2002-01-31Publicat per: Levante
Al Palacio de Justicia fueron acudiendo ayer representantes de distintos grupos políticos interesados en el auto del Cabanyal. El aplazamiento de la comunicación a las partes no impidió que la suspensión se diese por hecha y se celebrase. Los miembros de la plataforma Salvem el Cabanyal organizaron una improvisada rueda de prensa en la sala de espera del Tribunal Superior de Justicia. Hoy, una vez conozcan en auto, harán las valoraciones jurídicas y hacia finales del mes de febrero o principios de marzo una gran fiesta en los tinglados del Puerto.

Enfrentamiento entre vecinos

La alegría por la decisión judicial y el afán por haber convencido a los magistrados provocó ayer un enfrentamiento público entre el portavoz de la plataforma Salvem el Cabanyal, Faustino Villora, y la presidenta de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Valencia, Carmen Vila. Villora afeó a Vila que tratara de «apuntarse el tanto» declarando que había sido su solicitud de suspensión la estimada cuando «el trabajo ha sido de todos».

Faustino Villora (Salvem)

El portavoz de Salvem el Cabanyal, Faustino Villora, señalaba ayer que, de acabar saliendo adelante el plan municipal, tanto el Marítimo como toda la ciudad «perderán una oportunidad histórica de llegar al mar a través de un barrio marítimo».

J. L. Ramos (abogado Salvem)

El abogado de la plataforma, José Luis Ramos, considera el auto, de confirmarse hoy en sus términos, «una victoria de la legalidad frente a la arbitrariedad con la que desde el ayuntamiento se gestiona el urbanismo, el triunfo del Estado de Derecho sobre el caciquismo».

Carmen Vila (federación vecinal)

La presidenta de la Federación de Asociaciones de Vecinos, Carmen Vila, dijo que la paralización cautelar era necesaria «porque tenemos antecedentes como el Teatro Romano de Sagunto o la instalación de Total en el Puerto, que cuando nos dieron la razón ya estaba funcionando». Vila concluyó que el planeamiento municipal es «una locura y especulativo».

Agradecimientos

Villora quiso dar las gracias a todos los vecinos y vecinas del Cabanyal que han colaborado en las actividades de oposición al proyecto municipal y a quienes lo han hecho también desde fuera del barrio, así como a instituciones y técnicos.

Manuel Ibáñez (grupo mixto)

El concejal del grupo mixto Manuel Ibáñez aseguraba que la suspensión cautelar del proyecto es «una noticia grande para la ciudad». Ibáñez dijo que su grupo considera la prolongación de Blasco Ibáñez «irrespetuosa con las señas de identidad del Cabanyal, indefendible urbanísticamente y con un coste social inasumible». El edil dijo que el auto es «un toque de atención, una tarjeta amarilla que se confirmará y será roja y la devolución a corrales del plan».

Gobierno municipal.

El delegado de urbanismo del Ayuntamiento de Valencia, Miquel Domínguez, no entró ayer a opinar al no conocerse el auto. Sin embargo, en los últimos días en los que circulaban los rumores y pese al «varapalo», los concejales populares no se mostraban excesivamente preocupados. El equipo de la alcaldesa Rita Barberá posiblemente valore que la suspensión provisional incluso le facilita un «balón de oxígeno» para ganar tiempo y no tener que poner en marcha la polémica prolongación de la avenida de Blasco Ibáñez de cara a las próximas elecciones municipales.