El PP estudia la posibilidad de presentar un recurso de súplica que modifique la decisión

El TSJ paraliza el proceso de expropiaciones en El Cabanyal para evitar un daño irreversible

2002-01-31Publicat per: El País
El auto dictado por la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) que suspende cautelarmente el proceso de expropiaciones para prolongar la avenida de Blasco Ibañez de Valencia a través del barrio de El Cabanyal se fundamenta en el carácter irreversible de las mismas en caso de que se falle en contra del plan urbanístico. La decisión, que ayer adelantó EL PAIS y previsiblemente será comunicada hoy a las partes, supone un serio revés para el PP, que impulsa el proyecto desde el Ayuntamiento de Valencia con el apoyo de la Generalitat.

El auto dictado por la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJ, que cuenta con votos particulares, admite la posibilidad de un recurso de súplica que supondría una nueva reunión del plenario de la sala. Una posibilidad que estudia el PP para intentar modificar la decisión de los magistrados. El auto ha dado respuesta a los recursos pendientes de pronunciamientos que diferentes instancias, entre ellas la Federación de Asociaciones de Vecinos y la plataforma Salvem El Cabanyal, habían presentado contra la ejecución de las expropiaciones. El plenario del TSJ recogió los recursos como acumulación de los mismos según el artículo 37 de la Ley Reguladora de la jurisdicción contencioso-administrativa y tal como solicitó el letrado representante de Salvem El Cabanyal. Vistos los recursos, la sala fundamenta su decisión en la conveniencia de no ejecutar las expropiaciones recogidas en el PERI del Cabanyal-Canyameral hasta que no se resuelva el presentado contra la totalidad del plan porque de permitirse las consecuencias serían irreversibles si el recurso contra el plan es estimado. Entiende la sala que procede y no afecta a la ejecución del plan de no estimarse el recurso, postergar la ejecución de las expropiaciones.

José Luis Ramos, abogado de Salvem El Cabanyal, afirmó ayer que la decisión del TSJ es una respuesta a 'la gestión caciquil que ejerce la Administración'. Ramos se mostró confiado en que 'esta decisión haga reflexionar a los responsables de este plan y que sea un anuncio de la revocación del mismo'. El letrado agregó que la posibilidad de presentar un recurso tendría poco sentido 'porque cada miembro del tribunal ha emitido su voto y sería difícilmente explicable que cambiara el sentido del mismo sin entender que existieran presiones externas'.

Carmen Vila, presidenta de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Valencia, destacó que 'los miembros del tribunal han demostrado sensibilidad ante la inquietud de los vecinos sobre un plan que es absolutamente descabellado y cuyas consecuencias son terribles para la ciudad de Valencia desde el punto de vista urbanístico, de patrimonio cultural y medioambiental'. Vila añadió que la sala 'ha tenido en cuenta algo que no pasó con el contencioso del Teatro Romano de Sagunto ni con las actividades que desarrolló la empresa Total en el Puerto de Valencia, que permitir la expropiación tendría consecuencias irreversibles si posteriormente, se falla en contra como ocurrió en esos casos'.

El equipo de gobierno municipal del Partido Popular decidió ayer esperar a conocer los detalles del auto de la sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJ para valorar las repercusiones exactas de la decisión judicial. Fuentes de la delegación de Urbanismo señalaron que es necesario conocer en qué términos se plantea la suspensión del proceso de expropiaciones para valorar cómo se ve afectado el plan de remodelación del barrio de El Cabanyal.

El principal partido de la oposición, el PSPV también optó por la prudencia a la espera de conocer en detalle cómo se ve afectado el plan urbanístico. Sin embargo, fuentes del partido calificaron de 'positiva' la paralización del proceso de expropiaciones necesario para prolongar la avenida de Blasco Ibáñez hasta el mar y adelantaron que, en caso de que el proyecto impulsado por la alcaldesa Rita Barberá y el PP no se pueda llevar a término reclamarán un plan para rehabilitar el barrio de El Cabanyal. Un dirigente del PSPV recordó que en su momento el grupo municipal ya presentó un proyecto alternativo al de los populares.

El resto de fuerzas políticas reclamaron al PP que retome el diálogo con los vecinos y el resto de interlocutores sociales y que, tras la decisión del TSJ, opte por no seguir degradando el citado barrio marítimo e impulse un plan de rehabilitación integral.

'La cuestión es que mi madre va a morir en casa'

La plataforma cívica Salvem El Cabanyal-Canyamelar no ocultó ayer su satisfacción por una resolución que abre nuevas expectativas entre los vecinos. El portavoz de la plataforma Faustino Villora expresó su alegría por la decisión del TSJ de paralizar el proceso de expropiaciones de un modo muy gráfico: 'La cuestión es que mi madre y otros vecinos de El Cabanyal van a poder morir en sus casas'. Villora explicó que a partir de ahora 'hay que seguir trabajando porque la rehabilitación del barrio es necesaria'. 'Hay mucha gente que se da cuenta ahora de que hay otras posibilidades que no pasan por prolongar la avenida de Blasco Ibañez [lo que implicaría la desaparición de 1.651 viviendas de El Cabanyal], sino que se puede limpiar el barrio y rehabilitarlo si existe voluntad política'. Los miembros de la plataforma cívica Salvem El Cabanyal aseguraron ayer 'estar abiertos al diálogo y al consenso para buscar soluciones a la situación del barrio, siempre y cuando no suponga la destrucción del mismo'. Faustino Villora indicó que el 'PP se ha negado a escuchar a todo el mundo' pero ahora hay otras expectativas que son un 'revulsivo' para los vecinos, que seguirán trabajando por tener un barrio digno del que se puedan sentirse orgullosos