El puente levadizo inaugurado ayer sólo permitirá el paso de convoyes ferroviarios

La dársena del Balcón al Mar no se liberará de tráfico hasta que se abra el acceso norte

2002-01-10Publicat per: Levante
Tras la inauguración del nuevo puente levadizo del puerto de Valencia que une los muelles de Levante y Poniente, los vecinos de JJ. Dómine dejarán de ver circular los trenes por la dársena interior. El tráfico de camiones, sin embargo, continuará hasta que el Ministerio de Fomento no resuelva el proyecto del acceso norte a la estación marítima. Las dos opciones que se barajan, subterránea o en superficie, distan entre sí casi 6.000 millones de pesetas, según fuentes consultadas ayer por este periódico. La pelota está ahora en el departamento de Francisco Álvarez Cascos, que debe estudiar las alegaciones presentadas entre otros, por el Ayuntamiento de Valencia, al estudio informativo del acceso Norte, redactar el proyecto definitivo y licitar las obras. Únicamente cuando se construya este nuevo acceso la ciudad de Valencia podrá disfrutar su ansiado Balcón al Mar....