García Antón subraya el compromiso para financiar la apertura de la avenida hasta el mar

Obras Públicas aportará al menos 500 millones anuales para la prolongación de Blasco Ibáñez

2001-11-08Publicat per: Las Provincias
La Generalitat, a través de la Conselleria de Obras Públicas, baraja la cifra de 500 millones anuales como la ayuda al Ayuntamiento para que acometa la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez. El conseller José Ramón García Antón matizó ayer que este apartado se concretará con la firma de un convenio.
La Conselleria de Obras Públicas aportará cada año una cifra que rondará los 500 millones de pesetas para financiar una parte de la prolongación de la avenida de Blasco Ibáñez hasta el mar. El conseller José Ramón García Antón subrayó ayer a LAS PROVINCIAS el compromiso adoptado con el Ayuntamiento para sacar adelante el plan urbanístico, aunque matizó que la cifra puede variar en las últimas negociaciones con el Consistorio y antes de la firma de un convenio.

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, se reunió hace unos meses en la sede de la Conselleria con García Antón. El propósito era escenificar el acuerdo para acometer e1 plan, tras una accidentada tramitación en el seno de la Conselleria de Educación y Cultura.

Desde esa fecha no se había barajado ninguna cifra y la ofrecida ayer es la primera que se anuncia para el capítulo de expropiaciones, obras de urbanización y equipamientos públicos.

Obras Públicas sacará el dinero el capítulo siete de su presupuesto de 2002, que se destina a la firma de convenios con otras instituciones. Por esta razón la aportación puede modificarse al alza en las próximas semanas.

La intención es que el convenio esté vigente el próximo año. La plataforma Salvem el Cabanyal ha llevado el plan urbanístico a los tribunales y ha pedido la suspensión de1 proyecto. El juez no ha tomado todavía ninguna resolución, a pesar de que la petición se remitió el pasado junio. El colectivo vecinal también ha anunciado que pedirá la paralización de las primeras obras.

Barberá pagará a precio de mercado las viviendas para acelerar más el proyecto

P. M. VALENCIA

El Ayuntamiento, a través de la empresa AUMSA, transformará la oficina de información del plan del Cabanyal en una unidad de gestión para llegar a acuerdos con los propietarios de viviendas y solares afectados por la prolongación de la avenida. Fuentes municipales reiteraron ayer la voluntad de la alcaldesa, Rita Barberá, de llegar a acuerdos directos ofreciendo el precio de mercado por las propiedades inmobiliarias.

Los redactores del plan establecieron un presupuesto de 27.000 millones de pesetas para completar todas las fases de las obras de demoliciones, obras de urbanización y nuevos equipamientos públicos Esa cifra se verá sensiblemente aumentada con la aplicación de las valoraciones de mercado. En los últimos estudios conocidos, el metro cuadrado de vivienda nueva en el Marítimo llega a 147.947 pesetas.

Pisos para realojos.

La delegación de Urbanismo aprobó recientemente la subasta de unos solares municipales en la avenida de los Naranjos. El Ayuntamiento tendrá un derecho de preferencia a la hora de adquirir pisos en los futuros edificios y estos se ofrecerán a las familias desalojadas por la prolongación de la avenida. El proyecto está ahora en fase de presentación de ofertas por parte de las empresas del sector. De manera paralela, sigue vacante el puesto de gerente del plan, puesto que abandonó Álvaro Aguirre al poco de su nombramiento. Las mismas fuentes comentaron que los derribos y las obras de urbanización comenzarán en el entorno de la estación del Cabanyal. La avenida tendrá un ancho de 48 metros, además de los solares aledaños afectados por otras demoliciones. La intención de Barberá es iniciar en este mandato las primeras fases del proyecto.