El ayuntamiento le denegó la autorización pero los tribunales se la dieron a la empresa

Urbanismo revoca una licencia de obras que choca con el plan del Cabanyal

2001-10-19Publicat per: Levante
El área de Urbanismo ha decidido revocar la licencia y ordenar la paralización de las obras que la empresa constructora Indoper, SL, está ejecutando en la esquina de la calle Pintor Ferrandis con Tramoyeres del barrio del Cabanyal por incumplir el planeamiento del barrio, según han confirmado distintas fuentes de toda solvencia a Levante-EMV. Los responsables urbanísticos del cap i casal se han dado cuenta de que si finalmente se construye el edificio permanecerá la joroba en ese tramo de la vía pública mientras que en el plan municipal, cuyos autores son Monfort y Corell, desaparece como ocurre con otros tramos de esa calle para reordenar la zona y así figura la esquina con la calle Escalante. La constructora, que tiene autorización municipal para realizar los trabajos desde hace pocos meses, derribó las antiguos edificios el pasado verano una vez se declaró la ruina de los mismos y en las últimas semanas ha comenzado a levantar los cimientos y los pilares maestros. La firma solicitó la licencia de derribo y construcción en la época que el unionista Juan Manuel Castañer estaba al frente de la delegación. En esos momentos era cuando el edil presentó al pleno el plan del barrio, calificado de en peine, que fue rechazado. Castañer le denegó el permiso de construcción pero la firma presentó un recurso contencioso-administrativo y ahí consiguió el visto bueno de la justicia. La corporación local por ese motivo se vio obligada a concederle la autorización y no ha sido hasta el pasado verano cuando ha acometido los trabajos, que chocan con el planeamiento aprobado y en vigor. Lo que sucederá ahora es que la corporación local le deberá indemnizar a la constructora por los daños causados y gastos ya hechos.