El arquitecto catalán dirige un curso de la Politécnica sobre el Cabanyal

Bohigas califica de “horterada” la prolongación de Blasco Ibáñez al mar

2001-10-16Publicat per: Las Provincias
El arquitecto catalán Oriol Bohigas calificó ayer, durante la apertura de un curso en la Universidad Politécnica, de “horterada” el plan municipal del Cabanyal que incluye la prolongación de Blasco Ibáñez hasta el mar. El arquitecto defiende una transformación importante del barrio sin necesidad de grandes derribos
El responsable de los proyectos urbanísticos desarrollados en Barcelona con motivo de los Juegos Olímpicos del 92, Oriol Bohigas, afirmó ayer que el plan de reforma del Cabanyal aprobado por el Ayuntamiento de Valencia “es un grave error que la ciudad acabará pagando dentro de unos años”.

El arquitecto catalán, que dirige el curso de la Universidad Politécnica Una mirada sobre el Cabanyal junto a Beth Gali, señaló tras su intervención en el acto inaugural que hacer “llegar una calle hasta el mar sin un acompañamiento y una reorganización que de un sentido al barrio es una horterada”, en referencia a la a la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez, proyectada a través del barrio marítimo.

Sin embargo, a pesar de apuntar que el barrio del Cabanyal se puede transformar sin necesidad de “abrirlo en canal y acometer el derribo masivo de viviendas”, Bohigas criticó “la nostalgia retrógrada por conservar edificios inútiles’ y alabó actuaciones como la apertura de la Via Laietana de Barcelona y la Gran Vía madrileña porque de esta forma se eliminaron núcleos muy degradados”.

El arquitecto catalán defendió, ante los miembros de la plataforma Salvem el Cabanyal, los concejales de los grupos municipales de la oposición en el Ayuntamiento de Valencia y la ex ministra de Cultura Carmen Alborch que acudieron a la inauguración del curso, la necesidad de llevar a cabo una actuación urbanística en esta zona del frente marítimo. “El Cabanyal está mal y tiene que sufrir una transformación importante. El que diga lo contrario está bastante equivocado, pero en mi opinión puede transformarse mucho sin necesidad de realizar grandes derribos”, apuntó.

Para el autor del proyecto de la Villa Olímpica el debate que ha suscitado la aprobación del plan del Cabanyal que afecta a una zona protegida por la ley de Patrimonio como Bien de Interés Cultural es una polémica mal orientada. “No creo que esté suficientemente estudiado el barrio y por tanto no se tiene claro en que quieren convertirlo. Se tendrá que tener claro esto primero para después discutir sobre la oportunidad o no de la apertura de una calle”, añadió el arquitecto.

Bohigas describió el barrio en el que se derribarán 1.600 viviendas como una parte más de la ciudad con su propia autonomía que debe ser entendido como nexo de unión entre el centro urbano y el mar y no como una barrera que hay que derribar para realizar la conexión como ocurre en otras ciudades”.

“Un barrio no se decide en una asamblea popular”

El director del taller de arquitectura inaugurado ayer rebatió la postura de algunos colectivos cívicos contrarios al plan del Cabanyal. Bohigas aseguró que “el pensar que los vecinos siempre tienen la razón porque son los que viven en el barrio es poco democrático. En este asunto tienen voz los ciudadanos, los políticos por haber sido elegidos en las urnas y los técnicos que son los creadores de urbanismo”. El arquitecto respondió así a la intervención de uno de los miembros de la plataforma Salvem el Cabanyal quien defendió la necesidad de tener en cuenta la opinión de los afectados. Bohigas añadió que “no se puede hacer un barrio en una asamblea popular entre los vecinos por mucho que les afecte una decisión urbanística”. Por su parte, el rector de la Universidad Politécnica, Justo Nieto, también presente en la inauguración del curso, no se pronunció sobre el plan municipal y se limitó a decir que “existe un problema que afecta a un barrio y sobre el que es necesario hacer una proyección de futuro para ver como pueden afectar dentro de veinte años las decisiones adoptadas”.