Salvem El Cabanyal recurre los derribos para prolongar la avenida

2001-07-03Publicat per: El País
La plataforma cívica Salvem El Cabanyal- Canyamelar anunció ayer que ha solicitado, a través de un recurso contencioso-administrativo, la paralización parcial del plan de reforma interior que prevé la prolongación de la avenida de Blasco Ibáñez hasta el mar. El recurso se dirige contra el informe de la Consejería de Cultura y la resolución de la Consejería de Obras Públicas que han posibilitado la polémica aprobación del plan urbanístico del Ayuntamiento de Valencia.

El abogado de la plataforma cívica José Luis Ramos explicó que el recurso contencioso-administrativo se dirige contra los actos administrativos de las dos consejerías citadas y no contra la decisión de la Corporación municipal. En el pleito planteado, la plataforma cívica Salvem El Cabanyal reclama la paralización parcial del plan de reforma interior del emblemático barrio de pescadores, en aquellas actuaciones que implican la expropiación y demolición de cerca de 1.700 viviendas, pero no pone ningún obstáculo a las actuaciones previstas en materia de rehabilitación y conservación.

El arquitecto y miembro de la plataforma, Vicent Gallart, argumentó: 'Siempre hemos querido dejar claro que defendemos el interés general y por eso sólo hemos pedido la paralización cautelar parcial, ya que la Generalitat pone como única condición para otorgar ayudas a la rehabilitación que exista un plan urbanístico de reforma interior aprobado'. 'Todas las actuaciones [de Salvem El Cabanyal] han ido encaminadas a que el barrio pueda rehabilitarse', sentenció Gallart.

El contencioso administrativo se presentó en el juzgado el pasado 6 de junio, pero la aceptación del mismo se retrasó por un problema de poderes notariales. El escrito cuenta cn un total de 882 páginas, entre las que se incluyen un total de 49 documentos de profesionales de reconocido prestigio que sustentan la idea de que la ejecución del plan urbanístico ideado por la Corporación de Rita Barberá 'supone una pérdida irreparable del patrimonio cultural'. La tesis del recurso, al que previsiblemente se sumarán otros de asociaciones vecinales y grupos políticos, se basa en que el plan urbanístico de El Cabanyal vulnera la ley de Patrimonio de la Generalitat.

Faustino Villora, portavoz de la plataforma Salvem El Cabanyal, se mostró confiado en que los tribunales paralicen parcialmente el planeamiento urbanístico y aseguró que, si así ocurre, a finales del próximo mes de septiembre se organizará una fiesta en el barrio.

Tras el recurso de Salvem El Cabanyal, una vez admitido a trámite, las Consejerías de Obras Públicas y Cultura tienen un plazo de diez días para replicar.