El gerente del proyecto realizará un informe financiero

Barberá negocia con los afectados para acelerar el plan del Cabanyal

2001-06-04Publicat per: Las Provincias
Mil propietarios afectados por la expropiación para la prolongación de Blasco Ibáñez hasta el mar acordarán un trato directo con el Ayuntamiento, según afirmó el portavoz del equipo de gobierno, Alfonso Grau. Ese será el punto de partida de la labor encomendada al recién nombrado gerente del plan del Cabanyal, Álvaro Aguirre, quien estará adscrito a la empresa municipal AUMSA hasta que se constituya una sociedad o consorcio para afrontar una inversión superior a 27000 millones de pesetas.

La apertura de la avenida supondrá el derribo de 1.651 viviendas. En los últimos meses, una oficina de información ha atendido a los vecinos del distrito Marítimo en la calle de la Reina, donde Aguirre montarán también su despacho.

Según comentó Grau, el antiguo consejero delegado de Aguas de Valencia dirigirá una labor de campo para concretar las posibilidades de alcanzar acuerdos directos.

Además, y como segundo elemento, realizarán un informe financiero de los ingresos y gastos que se moverán con la realización de este plan urbanístico, el más ambicioso y polémico realizado por el Ayuntamiento de Valencia en los últimos años.

La plataforma cívica Salvem el Cabanyal ha decidido seguir la vía judicial después de su fracaso al intentar parar el proyecto en la Conselleria de Educación y Cultura. No obstante, el equipo de gobierno trabaja ya con la certeza de tener todos los trámites administrativos terminados, por lo que puede iniciarse la inversión. Uno de los aspectos donde se incidirá es la posibilidad de rentabilizar la operación con la venta de los solares sobrantes tras la apertura de la avenida. En primer lugar se destinarán a realojos de vecinos, aunque es probable que sobren parcelas edificables.