La Asociación de Vecinos del Cabanyal-Canyamelar ha pedido hoy al gobierno local que suspenda la compra de viviendas en tanto se resuelve el conflicto judicial en torno al planeamiento urbanístico de la zona

2011-11-08Publicat per: AVV Cabanyal-Canyamelar
Ante la anunciada noticia de la intención del Ayuntamiento de Valencia de realizar una reserva de 3,8 millones de euros, en los próximos presupuestos de la empresa municipal AUMSA, para seguir comprando casas en el Cabanyal, con la única intención de derribarlas tan pronto le sea posible, desde la Asociación de Vecinos Cabanyal-Canyamelar queremos manifestar lo siguiente:

En estos últimos años las propiedades municipales (solares sin vallar, solares vallados sin limpiar y convertidos en estercoleros y escondites para “meterse” la droga, viviendas inhabitables que son habitadas por grupos marginales que crean todo tipo de molestias a los vecinos, etc) se han convertido en los principales focos de degradación del Cabanyal, ante la impotencia/dejación de la policía local, que no atiende las continuas denuncias de los vecinos por todas las molestias que les vienen ocasionando.

(ADJUNTAMOS LA RESPUESTA DEL AYUNTAMIENTO A UNA DE LAS DENUNCIAS PRESENTADAS POR LA ASOCIACIÓN DE VECINOS)

Resulta lamentable que un ayuntamiento que se declara incapaz de reponer una puerta de un solar de su propiedad, que personas indigentes han arrancado en dos ocasiones, si que tenga dinero para seguir comprando casas que se convertirán en nuevos focos de problemas para los vecinos, TANTO PARA LOS QUE ESTÁN A FAVOR DE LA PROLONGACIÓN, COMO PARA LOS QUE ESTAMOS EN CONTRA.

Conseguir la mejora de las condiciones de vida de TODOS los vecinos del Cabanyal, en tanto se resuelve definitivamente el conflicto, tan solo está en manos de su Ayuntamiento.

Desde esta Asociación de Vecinos instamos al Ayuntamiento de Valencia que suspenda cautelarmente la compra de más viviendas en el barrio, que el día siguiente de ser abandonadas por sus actuales propietarios, se convierten en nuevos focos de degradación, en tanto no dicten su sentencia los tribunales.

Lo contrario es mostrarse indiferente a las quejas de los vecinos del Cabanyal, voten a quien voten y estén a favor o en contra de la prolongación. TODOS ESTAMOS SUFRIENDO LAS CONSECUENCIAS DE LA ESTRATEGIA DEL EQUIPO DE GOBIERNO DE NUESTRO AYUNTAMIENTO, que haciendo una dejación de sus competencias, no pone remedio a la progresiva degradación del entorno de la zona afectada por la prolongación, le guste o no la actual situación legal, que le impide seguir con el derribo de más casas, lo que parece su única intención en el barrio.

Queremos manifestar nuestra preocupación por esta estrategia municipal con nuestro barrio, indistintamente de la valoración que hacemos como vecinos de esta ciudad, sobre las prioridades en la asignación de los escasos recursos municipales que demuestra tener quien gobierna nuestro Ayuntamiento, que sigue actuando de espaldas a la realidad, como si nada hubiera cambiado con la actual crisis económica.