Salvem El Cabanyal usará contra la prolongación un estudio que le acredita como el barrio menos ruidoso

2001-04-01Publicat per: El País
Un estudio de la doctora en medicina Ana María García, encargado por la Generalitat a principios de los años 90, señalaba que el barrio del Cabanyal era el menos contaminado acústicamente de Valencia. La plataforma utilizará las conclusiones de este estudio como un argumento más contra el proyecto de prolongación de la avenida de Blasco Ibáñez.

Josep Lluís Ramos, letrado de Salvem el Cabanyal en su contencioso contra el Ayuntamiento de Valencia, manifestó que 'la ley valenciana del suelo exige que la planificación urbanística se realice procurando garantizar un adecuado entorno medioambiental, y la prolongación no garantiza a los vecinos del Cabanyal dicho entorno'.

Según el informe, el primer mapa de ruido de Valencia, llevado a cabo entre 1979 y 1981, con un total de 380 puntos de medición, indicaba que en la mayoría de los puntos el nivel sonoro excedía el límite de los 65 decibelios, máximo recomendado por la Organización Mundial de la Salud, llegando en un 82% de los casos a un nivel medio de 69,9 decibelios.

La exposición humana a niveles superiores a los 75 decibelios puede causar pérdidas de capacidad auditiva, mientras exposiciones a más de 45 decibelios de forma continuada pueden provocar alteraciones permanentes de la salud.

La última de las mediciones, de 1992 sobre 90 puntos, demuestra, según la doctora, que la situación no ha variado, registrándose una media de 70,5 decibelios. Según la autora, 'los datos disponibles en algunas zonas del Cabanyal permiten calificar los niveles de ruido existentes como moderados, y el impacto sobre la población como leve'. En las mediciones de 1992, la calle de la Reina del barrio del Cabanyal registró una media de 70,5 decibelios durante el día, mientras que zonas muy transitadas por vehículos como la avenida del Puerto registraban 76,3 decibelios.

Otro estudio de 1998 citado por la autora del informe, apuntaba que en relación con los niveles de ruido nocturnos, el 25% de los encuestados en Ausiàs March, Primado Reig y la calle Salamanca, referían las dificultades para conciliar el sueño, mientras que en la zona de la calle Barraca dicha dificultad sólo fue referida por un 8%.