PSPV pregunta el coste del informe que el PP encargó para querellarse contra Sinde por el Cabanyal

2011-10-26Publicat per: Europa Press
El portavoz adjunto del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Valencia, Salvador Broseta, ha preguntado al equipo de gobierno municipal cuál ha sido el coste del informe que utilizó el PP para presentar la querella contra la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, por presunta prevaricación en relación a la orden ministerial que paraliza el Plan Especial de Protección y Reforma Interior (Pepri) del Cabanyal y que fue inadmitida por la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo.

Broseta --que ha aprovechado el turno de ruegos y preguntas de la Comisión de Hacienda, que se ha celebrado esta mañana, para preguntar por esta cuestión-- ha recordado que "la querella presentada por el Partido Popular se basó en un informe del abogado Santiago Muñoz Machado" y, por este motivo, ha requerido información sobre "si dicho informe fue encargado por el Ayuntamiento de Valencia" y, si es así, "cuál ha sido el coste", han detallado fuentes del PSPV en un comunicado.

Además, se ha interesado por "quién elaboró la querella, los servicios jurídicos del Ayuntamiento o algún bufete externo de abogados". Y, en este caso último caso, ha insistido en conocer "cuál ha sido el coste".

Según los socialistas, el presidente de la comisión de Hacienda, Alfonso Grau, "ha reconocido que fue el Ayuntamiento quien pagó dicho el informe, pero sin precisar la cantidad exacta". No obstante, ha precisado que Grau se ha comprometido "a hacerlo llegar pronto".

El concejal socialista ha recalcado que "no es de recibo utilizar el dinero público con fines partidistas" y ha recordado que "Barberá alegó razones electorales para presentar una querella, por lo tanto, solo buscaban favorecer al PP".

Para Broseta esto refleja que la alcaldesa "ha utilizado el dinero de los valencianos y valencianas para solicitar un dictamen que nos ha costado muy caro a todos". "A ese dinero se le podría haber destinado a fines mejores que una querella absurda", ha concluido.