Salvem el Cabanyal contesta al ayuntamiento que el aislamiento acabó con el túnel ferroviario

El gobierno del PP justifica la prolongación de Blasco Ibáñez en la conexión con el centro

2000-03-31Publicat per: Levante
La Plataforma Salvem el Cabanyal rechazó ayer todas y cada una de las justificaciones que el equipo de gobierno municipal ha utilizado para llevar adelante la aprobación del nuevo planeamiento de la zona. El equipo de gobierno llevará hoy al pleno la aprobación.
«La regeneración y revitalización del barrio del Cabanyal y su conexión con el centro en condiciones adecuadas de calidad urbana exigen igualmente la prolongación, eliminando su aislamiento.» Esto es lo que figura en la justificación del plan especial de protección y reforma interior del Cabanyal-Canyamelar que hoy el equipo de gobierno llevará al pleno para su aprobación definitiva antes de pasarlo a informe de las conselleries de Cultura y Obras Públicas y ayer comentó el arquitecto y miembro de la Plataforma Salvem el Cabanyal, Vicente Gallart. La aprobación no estará exenta de protestas ya que el colectivo Salvem el Cabanyal protagonizará una cacerolada en la plaza y su portavoz hablará para defender su postura contra la posición municipal. Una acción que no ha cesado es la huelga de hambre de tres miembros de ese colectivo que llevan a cabo en el Parterre, y a la cual este fin de semana se unirá el Bloc. El concejal de Urbanismo, Miguel Domínguez, reconoció ayer que «la falta del documento de la Dirección General de Patrimonio informando sobre su opinión del plan por decisión propia de esta institución, nos ha llevado a presentar el plan con una denominación inhabitual al igual que hemos hecho con el del Carmen». Esa dirección general es la única que falta por informar ya que otras áreas de la Conselleria de Educación y Cultura y la de Obras Públicas ya han informado. El urbanista Gallart dijo: «Es la primera vez que ellos —en referencia a los autores del plan y al equipo de gobierno— empiezan a comentar sus razones para llevar adelante el plan. Ellos afirman que se eliminará el aislamiento del Cabanyal, pero éste se rompió el día que se enterraron las vías. La ronda de Serrería comunica el Cabanyal con cualquier punto de la ciudad, y a partir de ahí se puede coger Blasco Ibáñez.» Lo que ayer explicó Gallart es uno de los nueve puntos rebatidos por el colectivo que figuran en la justificación municipal. Otro de esos puntos es que, «frente a lo dicho de que la conexión del centro con el paseo marítimo exige la continuidad del bulevar, nosotros le decimos que la estructura urbana, tal como aparece definida en el PGOU, sin prolongación, tiene funcionalidad en sí misma con independencia de que se decida a través del futuro planeamiento de desarrollo». El equipo de gobierno recoge como otro argumento el hecho de que «se trata de una ilusión centenaria con una fuerte carga simbólica por su misma denominación histórica de paseo al mar, que hay que rescatar. Es un proyecto que la ciudad necesita para recuperar su propia autoestima». Los integrantes de la plataforma, ante eso, han mostrado su desacuerdo afirmando que «el proyecto nació con el nombre de Paseo de Valencia al Cabanyal y así lo dice en su programa electoral para el ayuntamiento en 1901 Vicente Blasco Ibáñez cuando comentó: “Es conveniente llevar a cabo el proyecto de boulevard desde el antiguo jardín del Real a los poblados marítimos”, por lo que la ilusión colectiva centenaria ya se ha cumplido». Otro argumento del equipo de gobierno es que «la solución de mantener íntegramente la trama del Cabanyal no resuelve los problemas de regeneración y revitalización del barrio que deben ser los motivos principales de la ordenación» . Pero el urbanista Guallart afirma: «Si eso lo mantienen es imposible cumplir la ley de patrimonio.» El letrado de la plataforma, José Luis Ramos, dijo que el ayuntamiento, en sus respuestas a las alegaciones, ha omitido párrafos de la ley de patrimonio para llevar a su camino la contestación. Y de ejemplos puso el apartado 3 del artículo 21: «La conservación de los conjuntos históricos declarados bienes de interés cultural comporta el mantenimiento de la estructura urbana y arquitectónica, así como las características generales.»