El próximo viernes se aprueba la apertura al mar de Blasco Ibáñez

Salvem el Cabanyal protestará con una «cacerolada» en el pleno

2000-03-27Publicat per: Levante
La asamblea celebrada ayer por la Plataforma Salvem el Cabanyal-Canyamelar en el Parterre, donde tres de sus miembros están en huelga de hambre, acordó, por unanimidad, la realización de una protesta mediante una cacerolada frente al ayuntamiento el próximo viernes mientras se celebra el pleno que aprobará, de forma inicial, la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez hasta el litoral. Los integrantes de la plataforma también pedirán en la sesión plenaria el turno de palabra para explicar «nuestra acción de resistencia ante un proyecto de destrucción del Cabanyal», afirmó el portavoz Francisco Villora, quien añadió que «no pararemos de dar explicaciones hasta que nos desalojen del pleno porque en tres minutos es imposible exponer nuestras razones contrarias al plan». Cabe destacar que la comisión municipal de Urbanismo dictaminará hoy como trámite previo al pleno el plan especial de protección y reforma interior del Cabanyal, una vez contestadas las más de 110.000 alegaciones presentadas por los vecinos a este proyecto. Villora, que mantendrá la huelga de hambre junto a Francisco López y Andrés Vaquero, destacó que la plataforma exige al equipo de gobierno de la popular Rita Barberá que acepte comenzar «un diálogo» y se comprometa a realizar un «debate público» con todas las partes implicadas en un lugar al que puedan entrar más de mil personas. Y es que la plataforma opina que «el ayuntamiento no se atreve a explicar un plan que beneficia a unos pocos porque no tiene argumentos». Por otro lado, la asamblea criticó a la Junta Mayor de la Semana Santa, a la que acusó de «estar comprada por las subvenciones municipales», por las manifestaciones que hizo referentes a que la prolongación de Blasco Ibáñez no truncaba la trama urbana del Cabanyal y sí lo hacía la futura construcción del tranvía en la calle Francisco Cubells. Para no generar polémicas, la plataforma quiso aclarar que no estaban en contra de la popular Semana Santa, sino de las manifestaciones realizadas por los dirigentes de la junta. El portavoz de la plataforma añadió que la aprobación del proyecto en el pleno es un trámite más y «no es definitivo», ya que éste pasará a las consellerias de Obras Públicas y Cultura, cuyos técnicos deberán emitir un informe al respecto porque llevar a cabo este plan supondrá modificar el plan general de ordenación urbana (PGOU) de la ciudad de Valencia e intervenir en el barrio del Cabanyal, declarado Bien de Interés Cultural (BIC). La aprobación definitiva del proyecto de prolongación de la avenida podría producirse a partir del próximo mes de septiembre, una vez finalizados todos los trámites necesarios para hacerla posible. Así, tras su aprobación en pleno, el Ayuntamiento de Valencia dispone de 15 días para presentar el proyecto a las consellerias y éstas de tres meses para emitir su opinión al respecto antes de que sea aprobado definitivamente por el consistorio, según aseguró la presidenta de la Federación de Vecinos, Carmen Vila, que anunció que presentará a los tribunales un recurso contencioso-administrativo si «Cultura y Obras Públicas aceptan el proyecto».