El plan podría retrasarse a abril

La Federación de Vecinos llevará a los tribunales la apertura de Blasco Ibáñez

2000-03-18Publicat per: Las Provincias
La presidenta de la Federación de Asociaciones de Vecinos. Carmen Vila, anunció ayer la adopción de actuaciones judiciales cuando el Ayuntamiento apruebe el plan para la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez a través del Cabanyal y su apertura hasta el mar. El plan, según precisó ayer el concejal de Urbanismo, Miquel Domínguez, será llevado por el equipo de gobierno al pleno de abril, tras la celebración de una ronda de entrevistas con colectivos de comerciantes y vecinos de la zona.Vila recordó que la federación vecinal ya ha llevado a los tribunales casos como la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) y las obras de ampliación de Mestalla, tanto en la parte que recae a la avenida de Aragón como al inminente proyecto en la grada norte, en la calle Artes Gráficas,
Para la presidenta vecinal, “no vemos la necesidad de gastar más de diez mil millones de pesetas para la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez, cuando esa obra supone cargarse una buena parte de la trama urbana e histórica del barrio del Cabanyal”.
Añadió que “todo el mundo sabe lo que hay detrás de la prolongación, que no es otra cosa que llegar a la playa y edificar mazacotes en la calle Eugenia Viñes. La Federación de Vecinos impulsará una oposición frontal a dicho plan, que es el chocolate del loro para el barrio”.
A su juicio, lo necesario es “invertir esa cantidad de millones en la regeneración del barrio. Esperamos que la alcaldesa Barberá reflexione y no lleve a cabo el plan”.
Sobre la anunciada huelga de hambre de distintos miembros de la plataforma Salvem el Cabanyal, dijo que “cada uno es libre de tomar una decisión. Nosotros tendremos contactos con esa plataforma, a través del secretario de la junta directiva, Juan Antonio Caballero”.
Barberá recordó recientemente que los sucesivos triunfos electorales en el Distrito Marítimo legitimaban el proyecto de prolongación de ¡a avenida Blasco Ibáñez, incluido en el programa electoral. Sobre esto, Vila destacó que “el voto a un partido político no significa que se aprueben todos sus proyectos. El PSOE tenía su feudo en este distrito antes, a pesar de que dejó fuera del Plan General de Ordenación Urbana el planeamiento del Cabanyal”.
Dijo por último que “esperamos ganar el contencioso, cuando lo llevemos adelante. La alcaldesa debería dejarse- asesorar jurídicamente. Quizás dentro de 20 años alabemos la obra, pero hoy por hoy no se puede hacer. Es necesario impulsar la rehabilitación del barrio sin destruir su trama”.

Reuniones con los afectadas
El concejal de Urbanismo, Miquel Domínguez, aseguró ayer que la próxima semana piensa mantener una reunión con todos los sectores implicados por el proyecto de rehabilitación del Cabanyal-Canyamelar, que incluye la prolongación de la avenida de Vicente
Blasco Ibáñez hasta el mar, para terminar de perfilar los detalles del proyecto e, indudablemente, intentar convencer a los vecinos más críticos con la prolongación agrupados en Salvem el Cabanyal.
Según el edil de Urbanismo “el plan especial para el Cabanyal ya está entrando en su recta final y. por eso, la semana que viene mantendremos varias reuniones con todos los colectivos afectados así como con el movimiento vecinal de toda la ciudad, para ultimar los últimos detalles del proyecto y que alcancemos el máximo Consenso posible”.
El responsable de Urbanismo aseguró que “vamos a hablar con todos”, cuando todos significa, al menos para el concejal, “vecinos, comerciantes, instituciones y Colectivos que tengan algo que decir para que este plan especial sea un proyecto de todos”. Y eso, incluye según el edil “a la plataforma Salvem el Cabanyal que tiene todo el derecho del mundo a opinar por los cauces establecidos”.
Domínguez, a pesar de que el jueves declaró que el proyecto podía aprobarse en el pleno de este mes, quiso ser ayer más prudente y aseguró que “si vemos que resulta muy precipitado, no entrará en la próxima reunión de la Comisión de Urbanismo, con lo que se aprobará en el pleno de abril”.