El PSPV denuncia que los promotores presionan a los afectados para que apoyen el plan

Vecinos del Cabanyal pedirán licencia de reforma aunque el PP cree que el fin de la suspensión no tiene efectos

2000-03-07Publicat per: Levante
El vencimiento del plazo máximo legal previsto para mantener la suspensión de licencias en el ámbito del Cabanyal-Canyamelar es, para algunos vecinos y los grupos de la oposición municipal, una muestra de «lo mal que se está gestionando» el plan y una especie de señal de aviso de que «todavía estamos a tiempo de pararlo». El delegado de Urbanismo, Miquel Domínguez, asegura que no está claro que haya caducado la suspensión y que, en cualquier caso, no tiene efectos prácticos. Sin embargo, un grupo de vecinos está dispuesto a pedir estos días permiso para reformar sus viviendas. El concejal de Urbanismo apunta la posibilidad de que la suspensión de licencias esté en vigor hasta el próximo día 24 de abril de 2000, tomando como fecha de referencia el acuerdo de 23 de abril de 1999 para sacar a exposición pública el planeamiento. Sin embargo, el 19 de enero de 1998, Domínguez se había adelantado a este trámite firmando un decreto específico de suspensión de licencias. En este caso, el plazo no es de un año, sino de dos, que se habrían sobrepasado, como informó Levante-EMV en su edición del pasado domingo. En cualquier caso, el concejal popular sostiene que, aunque haya vencido el plazo legal máximo, no habrá consecuencias prácticas. Según Domínguez, si algún vecino pide licencia en la zona afectada, se le denegará, y si no se encuentra en este ámbito, se le concederá, como se venía haciendo antes al tratarse de un planeamiento diferido. El equipo de gobierno municipal tiene previsto someter el plan a aprobación definitiva en el pleno de finales de este mismo mes. Sin embargo, alrededor de una docena de vecinos de la zona afectada por la prolongación de la avenida de Blasco Ibáñez está dispuesto, según ha podido saber este diario, a solicitar permisos para reforzar sus balcones y para reformar los cuartos de baño de sus viviendas. La plataforma Salvem el Cabanyal prestará asistencia jurídica a los vecinos para que presenten contenciosos contra el ayuntamiento en caso de que sus licencias sean denegadas. El concejal socialista Rafael Rubio ha animado a los vecinos a tomar este tipo de iniciativas. Según Rubio, está claro que, al haber caducado el plazo de suspensión, opera el planeamiento anterior. El edil del PSPV añadió que «todo esto demuestra que aún estamos a tiempo de no cometer una barbaridad que sólo responde a intereses especulativos, porque el suelo urbanizable ya se ha acabado». Rubio denunció que algunos promotores han contactado con los afectados para comprar pidiéndoles que apoyen el plan e incluso una mayor edificabilidad.