Barberá esperará a dejar la violencia en el Cabanyal para hablar con Salvem

2011-10-07Publicat per: L'Informatiu
Por el tiempo en que lleva ejerciéndola y su constancia, los vecinos no contemplan que el momento llegue pronto, pero ayer la alcaldesa de València abría una luz a la esperanza: cuando su consistorio se canse de ejercer la violencia contra El Cabanyal, cree que estará dispuesta a dialogar. Lamentablemente, el último caso notorio de su violencia se ejerció hace menos de 15 días
La carta era afectuosa. "Señora Alcaldesa de Valencia, reconciliemos posturas y seamos capaces de conseguir construir un futuro de prosperidad, que tanto se merece este barrio histórico, para la ciudad de Valencia", apuntaba Maribel Domenech, ejerciendo de portavoz de Salvem El Cabanyal en la carta que ayer remitía a la alcaldesa de València, solicitándole un encuentro "para poder expresarle, con todo respeto, nuestro interés en el diálogo entre todos los agentes implicados, y transmitirle nuestras preocupaciones y proyecto de futuro para el barrio". El motivo, la selección del barrio para su inclusión en el World Monuments Watch 2012.

El notable contraste de actitud entre la asociación y la primera edil generaba en principio la confusión, y la agencia EFE erraba al atribuir la violencia que se da en el barrio a Salvem El Cabanyal y no a la acción del consistorio

Sin embargo, tras ser consultada por su respuesta a la oferta de diálogo de la asociación defensora de la conservación del barrio marinero, la alcaldesa se mantenía en sus trece. "Sobre Salvem el Cabanyal, mientras no deje la violencia absolutamente, no tengo nada que decir", apuntaba Rita Barberá. El notable contraste de actitud entre la asociación y la primera edil generaba en principio la confusión, y la agencia EFE erraba al atribuir la violencia que se da en el barrio a Salvem El Cabanyal y no a la acción del consistorio. Error en el que reincidían algunos medios al publicar la nota de la agencia.

No obstante, es notorio que es el ayuntamiento el que ha llevado la violencia al conflicto que ha generado en el barrio desde hace más de una década. Muchos son los episodios recientes, aunque el último se dio hace tan solo unos días, cuando se desalojó de su vivienda en el barrio a la ciudadana Elsa Dos Santos y a su hijo menor de edad, por parte de la empresa pública Pla Cabanyal Canyamelar, la nueva denominación de Cabanyal 2010, que como denuncian los vecinos, lleva lustros comprando inmuebles en el barrio —en la zona en la que se realizaría la prolongación paralizada por orden del Ministerio de Cultura— y derribándolos o manteniéndolos en mal estado. En algunos de ellos vive gente en condiciones miserable y otros los alquila. Era el caso del de Dos Santos, que fue denunciada por deber tres meses de alquiler. Aunque se puso al corriente, la denuncia siguió su curso y el pasado lunes 26 de septiembre fue desalojada de su vivienda, cuyo interior luego fue destrozado sin necesidad. Pero la violencia, como se recoge en un vídeo de los hechos (que pueden ver más abajo) no solo se ejerció sobre la ciudadana, sino también sobre un periodista que fue testigo de los mismos.

La reiteración en el ejercicio de la violencia contra los vecinos del barrio es prolongada y constante, por lo que los vecinos del Cabayal consultados ayer por este diario no ven cercana la fecha en qué Barberá ceda de ejercerla y se siente a dialogar con Salvem El Cabanyal y el resto de actores con voz en el conflicto que la alcaldesa alienta desde su llegada al poder. No obstante, la actitud de la asociación, que ahora celebra una nueva jornada de sus Portes Obertes, parece continuar por la senda del diálogo.