Arte en el Cabanyal

Instalaciones artísticas, conferencias y conciertos animarán el barrio durante 3 semanas

1999-12-05Publicat per: Levante
A lo largo de tres semanas el arte ocupa el Cabanyal como medida de protesta frente a los planes urbanísticos del ayuntamiento. Un total de trescientos artistas, entre jóvenes y consagrados, noveles y afamados, todos a una, suman doscientos treinta proyectos.
Frente a los proyectos del Ayuntamiento, al amparo de la Plataforma Salvem el Cabanyal-Canyameral, artistas y vecinos se han puesto manos a una obra constructiva. Portes Obertes, en esta su segunda edición, ofrece a la ciudad la oportunidad de disfrutar los fines de semana de unas jornadas en las que lo lúdico y lo reivindicativo, lo cultural y lo festivo se unen en un repleto programa de actividades pensado para todos los públicos. Entre los múltiples atractivos que de por sí ya ofrece el barrio, artes plásticas, cómics, vídeos, proyecciones, teatro música, cabatet y conferencias se van sucediendo a lo largo y ancho de un balcón al mar que amenaza ruina en los despachos. En el tranvía a la Malvarrosa, me dirijo con Ricardo Forriols —compañero de las páginas de Posdata—, al Cabanyal, atravesando apenas una huerta devorada por nuevos edificios. En la planta baja del número 135 de la calle La Reina, nos espera Maribel Doménech. Llamamos a la puerta y se asoma la Yaya Antoñita. «Maribel no está. Iba con la Consejera de Cultura, no deben de andar lejos», nos advierte. Se dirige al teléfono intentando averiguar por donde andan los pasos de la comitiva. Entretanto, Forriols y yo, dentro de la casa, descubrimos las obras de Carmen Calvo, Sabela Simón y Sara Martínez, junto a fotos de comunión y bodas, llamativos cojines y viejos recuerdos. Muy atenta nos indica los nombres de las artistas, orgullosa de su colección improvisada. Unos días antes, en un emotivo encuentro, Carmen Calvo compartió con ella un café, unas pastas y toda una vida en un barrio que se tambalea. «Arriba hay más» nos señala. Desde lo alto de la escalera la anciana tía Lola custodia las obras de Rocío Villalonga, Laboratorio Luz, Herminia Martínez, Gema Hoyas, Miguel Molina y Maribel Doménech. Sin el plano del barrio en el que vienen localizadas las obras de los artistas nos sentimos perdidos. Descubrimos en algunas puertas unas amenazadoras señales en las que se lee: «¡Deixeu-nos en pau, Deixeu-nos en peu!», y que interpretamos como indicativas de una emergencia. En la calle La Reina se sitúan las obras de Celeste Garrido, Vizuete, Morraja, Elías Pérez, Alex Francés, Equipo Límite, Mavi Escamilla, Salomé Cuesta, Anja Krakowsky, Isabel Tristán y Andreu Alfaro, quien ha donado su obra. De repente, tropezamos con la artista Mau Monleón quien nos informa que más adelante anda la comitiva. Forriols distingue a lo lejos la melena roja de Consuelo Ciscar, y hacia esa visión nos dirigimos. Ya en la puerta de la sede de la Plataforma Salvem el Cabanyal-Canyameral, nos recibe una gigantesca amantis religiosa hinchable del artista mexicano Gilberto Esparza. La sede es un auténtico centro de operaciones. Animados por el divertido bicho, ordenadores, folletos informativos, dossieres y fotografías se reparten por el amplio espacio de una planta baja, en la que se ha dejado también lugar para un karaoke. En el piso de arriba, la casa de Tino acoge las obras de Teresa Cebrián, Eva Lootz, Amparo Carbonell, Julia Galán y Carmen Vidal. Para nuestra sorpresa, Consuelo Ciscar, acompañada de dos cabezas de servicio y algunos periodistas, ha improvisado una rueda de prensa. «Este proyecto me parece muy interesante por la solidaridad que se plantea desde cualquier ámbito social», señala. Y añade «me impresiona el nivel de comunicación de los artistas con las personas...» Elude pronunciarse sobre las reivindicaciones de los artistas y los vecinos. «Este año —dice la escultora Maribel Doménech— se han duplicado el número de casas en las que han intervenido los artistas, el número de comercios y pequeños negocios. Podéis encontrar arte en la ferretería, la panadería, la pescadería, la tienda de electrodomésticos y en la de fotos». Habla de las interesantes conferencias sobre arquitectura y urbanismo de Javier García Bellido, Mario Gaviria y Vicente Vidal, de mesas redondas y proyecciones cinematográficas, de flamenco, blues y salsa en directo, de sopaes y festa. En la calle de nuevo, observamos la intervención de Yolanda Herraiz, con las palabras: «Poder tener, tener poder». Hay carteles sobre las fachadas que indican «Rebajas, ofertas, saldo, atraco, desprecio...».