La Oficina Municipal ha atendido a 2511 personas

El 45% de afectados por la prolongación de Blasco Ibáñez ofrece permutar su vivienda

1999-09-25Publicat per: Las Provincias
Cuatrocientas personas quieren permutar su vivienda por otra que construya el Ayuntamiento cuando se ejecute la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez hasta el mar. Esa es una de las principales conclusiones del trabajo diario que realiza la Oficina Municipal de Información que se abrió al público el pasado mes de marzo en la calle Reina, y que ya ha atendido a 2.511 personas. El número de afectados por el proyecto y que ha pasado por la oficina ha sido de 876 personas.
El concejal de Urbanismo, Miquel Domínguez, resaltó el alto número de afectados que está dispuesto a la permuta o venta de sus viviendas. En cifras, otras 221 personas quieren “negociar” directamente con los responsables municipales, sin concretar su opción preferida.
Respecto a la venta directa, se han registrado ya 180 casos, lo que representa cerca del 20% de los casos atendidos en la oficina de información.
Los técnicos del Ayuntamiento informaron a 879 personas directamente afectadas por la prolongación de la avenida hasta el mar. Se estima que tendrán que cambiar de domicilio 1.951 personas.
Uno de los aspectos principales de la labor informativa de la oficina es la entrega de vídeos donde se puede contemplar una figuración virtual de la futura avenida y el rehabilitado barrio del Cabanyal.
En este sentido, Domínguez resaltó la entrega de 1.828 cintas. Por meses, el mes que más gente se atendió fue el de marzo, cuando se inauguró este servicio. El que menos, el pasado mes de julio, con sólo 70 personas.
El proyecto de prolongar la avenida y rehabilitar el barrio ha sido aprobado ya por el pleno municipal y falta contestar a las alegaciones. Se presentaron miles, la mayoría de personas que no viven en la zona, aunque orquestadas por Salvem el Botánic.
El Ayuntamiento decidió unificar las respuestas en cuatro bloques principales o áreas temáticas, mientras que desde la oposición se pidió que la contestaciones fueran individuales.
Por otro lado, se sabe ya que la directora general de Patrimonio Artístico. Consuelo Ciscar, apoya el proyecto municipal. Este departamento tiene que dar su visto bueno al derribo de varios edificios, porque está declarado el entorno Bien de Interés Cultural (BIC) desde hace unos años.
El interés primordial del Ayuntamiento era conocer la opinión de Císcar, dado que así se puede comenzar el proceso y la tramitación con más tranquilidad. Las principales cifras del proyecto es que será necesaria una inversión de 27.000 millones de pesetas, con el derribo de 1.651 viviendas, la protección de 560 edificios y la creación de unas 4.000 plazas de aparcamiento.
De momento, algunas de las actuaciones ya emprendidas es la reforma de un inmueble para Museo de la Semana Santa Marinera y el inicio de la restauración del antiguo cine Musical.