PSOE, EU, NE y la plataforma afirman que la visita de la alcaldesa al Cabanyal fue «una provocación»

Grau recuerda que «estamos en un Estado de derecho libre y quieren coartar las libertades»

1999-05-26Publicat per: Levante
Los partidos de la oposición del Ayuntamiento de Valencia, PSOE, EU y NE, arroparon ayer a los portavoces de la plataforma Salvem el Cabanyal, Faustino Villora y Andrés Vaquero, en la rueda de prensa que hicieron en la sala de prensa de la corporación local para dar a conocer las alegaciones presentadas contra el plan del Cabanyal y a la que se sumó el decano de la Facultad de Bellas Artes, Joan Llaveria. Villora informó de que han propiciado 110.318 alegaciones «firmadas por unos 40.000 vecinos. La cifra puede ser superior porque faltan por registrar las de las embajadas españolas en Estados Unidos y París». Entre los documentos figuran el del departamento de Proyectos Arquitectónicos de la Politécnica, donde figura uno de los redactores del plan municipal, avalando las tesis de la plataforma y otra del Instituto de Defensa del Patrimonio Artístico y Cultural del Cabanyal, a la que adjuntaron 12.667 firmas, según los portavoces de la plataforma. El decano de la Facultad de Bellas Artes, Joan Llaveria, aseguró: «destruir esto —en referencia al Cabanyal— es una barbaridad de la gente que depreda la cultura del pueblo. La Conselleria de Cultura está en una tela de araña de intereses que le impide manifestarse desde su responsabilidad en cultura». El portavoz de la plataforma negó la vinculación del colectivo al PSPV, pero señaló que la oposición «tiene un talante democrático y de apoyo que no muestra el PP, que contraataca y presiona desde la demagogia publicitaria a la que nos tiene acostumbrados el concejal de Urbanismo, Miquel Domínguez». La tranquilidad de la comparecencia se rompió cuando se les preguntó a los portavoces de la plataforma si iban a continuar con acciones similares a la de la inauguración del jardín de la Remonta, donde hostigaron y persiguieron a la alcaldesa y su equipo de gobierno por el barrio. Ellos recordaron que «hemos aprendido de las críticas, pero estaremos presentes en otros actos públicos, no los electorales del PP, siempre a 10 metros de la alcaldesa, para no mezclarnos con las comitivas y no caer en la provocación de la que fuimos objeto por la alcaldesa con su actitud». Esta afirmación fue compartida por el socialista José Sellés, el edil de NE Manuel Moret y la de EU Lola Chelós, criticando la actitud de la alcaldesa. Ninguno de los tres estuvo el día de la inauguración del jardín. La que más énfasis puso fue Chelós, quien dijo: «la alcaldesa sabía adónde iba». Villora comentó: «ningún policía hizo intención de separarnos». La reacción del equipo de gobierno no se hizo esperar y el primer teniente de alcalde, Alfonso Grau, comentó que «estamos en un Estado de derecho libre y democrático y las autoridades elegidas tienen derecho a pasear por las calles, o qué pasaría si a los de Salvem les prohibiéramos salir del Cabanyal».