Rafael Rubio dice que si no se actuó pudo ser por interés electoral

El PSOE pide investigar si falló la seguridad de Rita en el Cabanyal

1999-05-18Publicat per: Levante
El grupo socialista del Ayuntamiento de Valencia espera que la policía local tenga abierta una investigación interna para conocer los motivos de que fallara el sistema de seguridad de la alcaldesa y concejales en la inauguración del jardín de la Remonta.
El grupo socialista fue ayer claro con los incidentes que tuvieron lugar en el barrio del Cabanyal en la inauguración del jardín de la Remonta, además de condenar lo ocurrido. El edil Rafael Rubio afirmó que la policía debe haber abierto un expediente para valorar lo sucedido, queriendo conocer sus conclusiones, y pregunta si falló el sistema de protección de la alcaldesa, Rita Barberá. Rubio dijo: «Lo que ocurrió en la inauguración del jardín, y según lo leído en los medios de comunicación, es muy grave, porque se deduce que falló el sistema policial de protección de la alcaldesa. En el lugar había casi veinte agentes de la policía local, los de servicio y los escoltas de los ediles, y hubo una presunta agresión de una mujer de avanzada edad a la alcaldesa, y, en mi opinión, se deben tomar medidas porque, si no, se puede acercar cualquiera.» El concejal explicó que «si esos brotes no se cortan, se fomentan ,y si no se hace, como al parecer ocurrió por motivos que desconozco, lo que pudo haber hecho la alcaldesa es sacar rentabilidad electoral. Lo que ella no puede ir es de madre de todos los valencianos y cuando ocurran estas situaciones responder como si no hubiera ocurrido nada». Rubio espera que esté abierta una investigación policial para averiguar lo ocurrido, «porque todo el mundo, alcaldesa y concejales, sabía lo que podría suceder con un colectivo, la plataforma Salvem el Cabanyal, en oposición al plan». La propia plataforma emitió ayer otro comunicado en el que, después de analizar los hechos del pasado jueves en la nueva zona verde del Cabanyal, afirma que «asume las críticas constructivas y, desde ellas, vamos aprendiendo, mejorando y cambiando. No renunciamos a la libertad de manifestación y de expresión. Estaremos en los actos públicos donde estén los representantes políticos que quieran destruir nuestro barrio y manifestando nuestra opinión dentro de los cauces democráticos». La plataforma se pregunta por qué no es aceptada como interlocutora por el ayuntamiento y si deben convertirse en asociación de vecinos. A la reacción de la federación vecinal repudiando la actitud de la plataforma se sumaron ayer varias asociaciones como la de Zapadores, calificando los hechos de «incívicos». Finalmente, los trabajadores de la oficina de información del plan del Cabanyal negaron que abandonen su labor antes de finalizar su jornada, como ha afirmado la plataforma, y han mostrado su malestar por esa «falsa» información, «porque nos limitamos a cumplir nuestro contrato»