Casi un centenar de integrantes de la Plataforma de Salvem le dedicó una cacerolada

La alcaldesa es agredida y perseguida en el jardín de la Remonta y por el Cabanyal

1999-05-14Publicat per: Levante
La inauguración del nuevo jardín de la Remonta, construido sobre el antiguo cuartel del Ejército, se convirtió ayer en un acto más de protesta de la plataforma de Salvem el Cabanyal quitando notable relevancia a la obra terminada que los vecinos del barrio de los poblados marítimos, y más en concreto los de Llamosí-Remonta, venían reivindicado hace años.
Casi un centenar de componentes y simpatizantes de la plataforma esperaba a la alcaldesa bastantes minutos antes de su llegada y cuando hizo acto de aparición realizaron una sonora cacerolada contra Rita Barberá y gran parte de los concejales de su equipo de gobierno que la acompañaron y la edila de EU, Carmen Salcedo, aunque las protestas no iban contra ella porque su formación votó en contra del plan.
Los integrantes de la plataforma profirieron gritos contra Barberá, el edil Francisco Lledó y el plan del Cabanyal aprobado que incluye la prolongación de Blasco Ibáñez. Barberá y sus ediles fueron hostigados, empujados y perseguidos por integrantes de la plataforma durante el recorrido que se hizo por la nueva zona verde (donde después la gran mayoría de los vecinos recogió su correspondiente maceta) y las calles del barrio hasta el bulevar de Serrería. A lo largo del paseo, Barberá saludó a vecinos y comerciantes.
Esta es la primera vez que la alcaldesa es perseguida por los integrantes de la plataforma y la segunda ocasión que protagonizan un acto en el cual ella está presente. Los ediles del equipo de gobierno ya fueron perseguidos hace unos meses con motivo de un acto en la sede del PP en el Marítimo.
El acto de inauguración del jardín, que ha costado 110 millones de pesetas y se ha hecho sobre una superficie de 6.535 metros cuadrados, registró algunos momentos de tensión e incluso una mujer de edad avanzada llegó a coger del cuello a la alcaldesa, agresión a la que Barberá más tarde restó importancia.
No todos los vecinos estuvieron de acuerdo ton el proceder de la plataforma. El vicepresidente de la asociación de vecinos de Llamosí-Remonta dijo: «Estoy molesto con la forma de proceder de la plataforma. Lo que han hecho es un boicot, contra de los vecinos que tantos años hemos luchado por eliminar un nido de ratas, recalificar el plan general para quitar su uso escolar y convertirlo en zona verde. Lo que no quiero es que mis manifestaciones se interpreten como contrarias a lo que ellos defiendan, pero debe, entender nuestra postura’.
Tampoco tenían buena cara por la actitud de los integrantes de la plataforma la presidenta de la Federación de Asociaciones de Vecinos, Carmen Vila, ni el de la asociación de vecinos de Beteró-Grupos Virgen del Carmen. Vila reconoció la valentía de la alcaldesa por recorrer las calles del Cabanyal con los integrantes de la plataforma yendo detrás de ella haciendo sonar las cacerolas y profiriéndole gritos en contra del plan.
La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, después de los incidentes y ya en el ayuntamiento, realizó una rueda de prensa ante los medios de comunicación para explicar los incidentes. «El jardín que hemos inaugurado es una vieja aspiración de los vecinos del Cabanyal y durante mi estancia en el jardín de la Remonta he escuchado muchas opiniones de los vecinos favorables al proyecto que tenemos en marcha en el barrio”, comentó Barberá, quien explicó su comprensión de que haya gente en desacuerdo y quieran mostrarlo «pero dentro de unos cauces”. Reconoció que hubo momentos de nerviosismo, pero «vamos a continuar adelante a pesar de lo que este respetable grupo diga y exponga».
La propia alcaldesa pidió a los efectivos de la Policía Nacional y local que no intervinieran contra los vecinos participantes en la protesta.

La policía identifica a dos vecinos que ensuciaron el jardín con pintadas
La policía local ha identificado a dos de los presuntos autores, vecinos del Cabanyal, de las pintadas hechas en el recinto del nuevo jardín de la Remonta en la madrugada de ayer, horas antes de que fuera inaugurado oficialmente por la alcaldesa, Rita Barberá, y la concejala de Parques y Jardines, María Jesús Puchalt.
La policía local tramitará el expediente con los incidentes e incluyendo el nombre de quienes ha identificado a la delegación de Medio Ambiente para que ésta sea quien proceda a incoar el expediente sancionador. El concejal de la citada área, Silvestre Senent, dijo ayer que «estudiaremos el caso y si procede actuaremos contra ellos por daños a una propiedad municipal”.
Esta es la segunda ocasión en que un grupo de desconocidos protagoniza un incidente contra una propiedad municipal con motivo de las protestas contra el planeamiento del barrio aprobado por el ayuntamiento en el que se incluye la prolongación de la avenida de Blasco Ibáñez.
El primero tuvo lugar en el mes de febrero contra la oficina de información del plan de Aumsa realizándose pintadas en la fachada y lanzándose piedras contra los cristales. Los autores todavía no ha podido determinarse quiénes fueron, pero en este segundo incidente sí se ha identificado a dos.
Las pintadas contra el proyecto de prolongación y contra concejales del equipo de gobierno, incluyéndose dianas en la puerta del domicilio de uno de ellos, se han venido sucediendo desde hace meses y los equipos quitapintadas las han borrado de inmediato.