Vecinos a favor del PEPRI piden "tranquilidad" a Salvem y creen que la culpa de lo que sucede es de "todos"

2010-04-07Publicat per: Europa Press
Los vecinos de El Cabanyal-Canyamelar que defienden el desarrollo del Plan Especial de Protección y Reforma Interior (PEPRI) de este barrio de Valencia pidieron hoy "tranquilidad" a los integrantes de la Plataforma Salvem el Cabanyal --contraria al PEPRI-- ante los hechos ocurridos ayer en el transcurso de las protestas que registró ayer este distrito marítimo por las actuaciones de derribo.

Así lo explicó a Europa Press la portavoz de este colectivo en favor de la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez hasta el mar, Amparo Moliner, quien aseguró que el tema de El Cabanyal se está "politizando" y admitió que los acontecimientos que están sucediendo en el barrio en los últimos meses son "culpa de todos", "tanto de los políticos como de los vecinos".

En este sentido, Amparo Moliner consideró que ayer los miembros de Salvem el Cabanyal se pusieron "nerviosos", lo que culminó en una situación "vergonzosa" que "no se merece" el barrio marítimo. "No se puede llegar a estos extremos", sentenció.

Además, la representante de la asociación en favor del PEPRI declaró que los cinco derribos de ayer no afectan a la zona declarada Bien de Interés Cultural (BIC), por tanto, las demoliciones están "aprobadas" y no se tenía que haber llegado a esa situación de "insultos y violencia", insistió Moliner, quien admitió que "no todos --los integrantes de Salvem el Cabanyal-- son violentos".

En relación a las actuaciones que tiene previstas su colectivo, Moliner indicó que esta tarde seguirán recogiendo firmas en favor de la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez y avanzó que la semana próxima celebrarán una reunión para decidir cuáles serán sus actuaciones futuras.

"CADA UNO A SU CASA"

Respecto a las declaraciones del delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Ricardo Peralta, quien anunció hoy que ha dirigido un requerimiento al Ayuntamiento de Valencia para que "dé cumplimiento a la orden del Ministerio de Cultura", Amparo Moliner aseguró que si se paraliza la prolongación su colectivo no proseguirá con las reivindicaciones "y cada uno a su casa", y si se abre la avenida "tampoco lo celebraremos, como hacen ellos", apuntó.

Por otro lado, Moliner apoyó las manifestaciones de la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, que aseguró hoy que los derribos llevados a cabo ayer en El Cabanyal-Canyamelar, dentro del desarrollo del Plan Especial de Protección y Reforma Interior (PEPRI) de este barrio, están "amparados por la ley".

Por último, Amparo Moliner consideró que este barrio marítimo de la ciudad de Valencia "no va a ser lo mismo" que antaño, puesto que "ya no hay pescadores, ni carretas con cargamentos de chufas, ni nada; estamos en 2010", recordó.