Sale a concurso la construcción de 17 viviendas para realojos de Blasco Ibáñez

En la avenida de los Naranjos, 106 pisos, y en Eugenia Viñes 72

1999-04-16Publicat per: Las Provincias
El Ayuntamiento va a sacar a concurso la construcción de 178 viviendas que en su mayor parte se destinarán a permutas con los afectados por el plan del Cabañal y especialmente por la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez. Hasta ahora, de las personas que se han pasado por la oficina de información de la calle de la Reina, un 60% de los afectados anunciaron estar dispuestos a permutar su vieja vivienda por una nueva, según ha explicado el concejal de Urbanismo, Miquel Domínguez.
De las 78 viviendas que el Consistorio va a sacar a concurso a través de la empresa municipal AUMSA, 106 se construirán en la avenida de los Naranjos, en una parcela delimitada por las calles Río Tajo y Beato Juan Grande. Las otras 72 se levantará en el paseo marítimo y también servirán para realojos de los afectados por derribos en este ámbito.
Al mismo tiempo, AUMSA ha comenzado a comprar inmuebles en calles como Escalante, Rosario o Barraca para rehabilitar las viviendas y que pasen a formar parte del patrimonio municipal del suelo, para poder ofrecerlas en permutas. Se trata de inmuebles que quedan fuera del ámbito de prolongación de la avenida Blasco Ibáñez, que no habrá que derribar sino que, como decimos, se utilizarán para realojos.
El bloque de Eugenia Viñes costará 745 millones de pesetas, y al manos la mitad de las viviendas podrán utilizarse para permutas con afectados del plan del Cabañal. En cuanto al edificio de la avenida de los Naranjos, es el primero, y el más grande, de un grupo de cuatro que el Ayuntamiento hará en esa zona. En total, los cuatro inmuebles sumarán cerca de 300 pisos.
Por otra parte, el concejal Domínguez ha facilitado unos datos sobre la oficina de información del Cabañal, que lleva funcionando un mes y medio. Ya han pasado 1.500 personas, con un ritmo muy alto en la primera semana, unas 150 visitas al día, y más sosegado ahora, con 40 consultas.
De las 1.500 personas que han pasado por el número 80 de la calle de la Reina, el 70% tienen alguna propiedad que se ve afectada por el plan, no sólo par la prolongación de Blasco Ibáñez sino también por el bulevar San Pedro o por la apertura de alguno de los nuevos espacios públicos previstos. El restante 30% iba simplemente a informarse.
Recordemos que según los datos que acompañan el plan, las viviendas afectadas son unas 1.600 con, aproximadamente 2000 personas empadronadas, según el arquitecto Chimo Monfort, autor junto con Vicente Corell del documento urbanístico.

Venta o permuta
El 20% de los que han acudido a la oficina, dentro del grupo de los directamente afectados, estaría dispuesto a vender su propiedad. Un 60% se decanta por la permute de su casa por una nueva. El 20% restante duda entre estas posibilidades.
Los que prefieren vender son los que, dicen los arquitectos, tienen la vivienda vacía y viven en otra parte de la ciudad. Los que quieren una permuta son gente mayor y de escasos recursos económicos.
En los casos en que el Ayuntamiento, a través de AUMSA, no llegue a un acuerdo con los propietarios no habrá más remedio que acudir a la expropiación. De momento, el plan está en la fase de información pública, con presentación de alegaciones. Falta la aprobación provisional y el informe favorable de Cultura.