Eu, el Bloc, IR y los Desempleados tomaron ayer el mercadillo en su día grande

Una nueva protesta de la plataforma recibe a Barberá en su visita electoral al Cabanyal

1999-06-04Publicat per: Levante
La alcaldesa de Valencia y candidata a la reelección por el PP, Rita Barberá, visitó ayer el mercado del Cabanyal junto con la mayoría de los integrantes de la lista popular, que la recibieron en el bulevar de Serrería, junto al jardín del polideportivo. En la comitiva estuvieron también las cantantes Rosita Amores y Julita Díaz y el dirigente de la Federación Gitana de Valencia, Juan Roige.
Barberá fue andando hasta la puerta principal del mercado, en la calle Justo Vilar, donde está previsto un aparcamiento, y allí la recibieron unos 30 componentes de la plataforma Salvem el Cabanyal con unas pancartas donde se podía leer «Rita no». Los portavoces de la plataforma, Faustino Villora y Andrés Vaquero, habían anunciado que no estarían en ningún acto del PP pero se presentaron allí pese a que la visita de la candidata popular no había sido anunciada por la agenda oficial del partido para tratar de evitar la presencia de los opositores al plan del Cabanyal.
Nada más entrar en el mercado los gritos de los manifestantes subieron de tono pero los compañeros de Barberá, concejales y militantes, la arroparon haciendo barreras para impedir cualquier incidente, al igual que los escoltas de los ediles, y coreando gritos en favor de la alcaldesa. Los opositores la acompañaron en toda la visita y la dejaron cuando salió del recinto.
Sin embargo, el resultado de la visita de Barberá al mercado, en su día grande por estar instalado el mercadillo que no visitó, no resultó del todo contrario a los populares, según las opiniones de usuarios, vendedores y la propia alcaldesa. «He estado con la gente del Cabanyal. Un barrio que tenemos ganas de regenerar y si me renuevan su confianza así lo haré porque las ideas de unos pocos no son las de la mayoría”. Muchos vecinos la paraban y la animaban a seguir, y otros rechazaron los folletos electorales, como algunos vendedores.
Uno de los momentos de tensión se registró cuando los miembros de la plataforma comenzaron a corear ”som del Cabanyal” mientras otros usuarios les decían a los del PP que no viven en el barrio nada más que unos pocos, algo que los propios populares decían: «Ya lo sabemos».
Los directivos del mercado no fueron al lado de la alcaldesa porque «ella ha venido como candidata a hacer campaña. Lo que no queremos son incidentes de unos pocos, que no son más», dijo uno de ellos.
El PP no desaprovechó la visita e inició el reparto de un folleto sobre el plan del Cabanyal donde se lee: «Si vives en el barrio vas a salir ganando. Ningún vecino se irá de su barrio si no lo desea y nadie va a dejar su vivienda actual hasta que no pueda ocupar la nueva». El edil de Urbanismo, Miguel Domínguez, que no pudo acudir al mercado, afirmó más tarde: «Ya hemos pedido editar más vídeos del plan porque el millar ya lo hemos entregado».
No sólo Barberá estuvo en el Cabanyal. Allí acudieron los de EU, con el cabeza de lista Antonio Montalbán al frente, denunciando «la dejadez de la derecha en mercados y salud municipal”; los del Bloc, cuyo candidato Enric Morera abogó «por un nuevo consenso en el proyecto de prolongar la avenida de Blasco Ibáñez» y recordé que «el ex presidente de la Generalitat Joan Lerma se ha pronunciado a su favor”; los de Izquierda Republicana Federal, con el ex edil y número 33, Fernando Millán, quien, micrófono en ristre, hacía campaña y saludaba a algunos ediles del PP, y el Partido de Desempleados y Marginados, que distribuyó fotocopias de billetes de 10.000 pesetas.