Dos detenidos y varios heridos tras los enfrentamientos en El Cabanyal

2010-04-09Publicat per: Europa Press
El enfrentamiento registrado entre efectivos de la Policía y vecinos del barrio valenciano de El Cabanyal se saldó con dos detenidos por desobediencia a la autoridad y daños, y con varios heridos, tanto vecinos como agentes, según confirmaron a Europa Press tanto fuentes de la Policía Local como testigos de lo ocurrido.

La jornada comenzó con incidentes ya que efectivos de la Policía Local y Nacional desalojaron a la fuerza a los vecinos que trataban de paralizar el trabajo de una máquina excavadora en el cruce de las calles Francesc Eiximenis y Llavador de El Cabanyal.

Ante la resistencia opuesta por los concentrados, los agentes llegaron a cargar contra algunos de ellos que gritaban consignas como 'Manos arriba, esto es un atraco' o 'Vosaltres, feixistes, soc els terroristes' y que respondieron cruzando contenedores en la calle y lanzando piedras y cubos de agua a los efectivos policiales.

La máquina finalmente logró acceder a la calle Francesc Eximenis para continuar con sus trabajos en el número 31 de la vía así como en San Pedro, 37, contemplados en el Plan Especial de Protección y Reforma Interior (PEPRI), fuera de la zona declarada Bien de Interés Cultural (BIC).

Dos personas fueron detenidas acusadas de desobediencia a la autoridad y de provocar daños --ya que presuntamente rompieron los cristales de la máquina excavadora que procedía a continuar con los trabajos-- y previsiblemente esta noche pasarán a disposición judicial, según fuentes de la Policía Local.

Asimismo, el enfrentamiento se saldó con varias personas que resultaron afectadas. Entre los heridos, destacan una mujer de 49 años, que sufrió una contusión, y un joven de 29 años que presentaba una herida en el cuero cabelludo. Ambos fueron trasladados por una ambulancia del Soporte Vital Básico hasta el Hospital Clínico de Valencia.

"TÉCNICAS FASCISTAS"

Tras los incidentes, uno de los portavoces de la plataforma Salvem El Cabanyal, Faustino Villora, --que aseguró haber sufrido golpes en la cabeza y los codos y haber perdido el conocimiento durante unos segundos--, criticó que el PP aplica "técnicas fascistas propias de la dictadura" y pidió la dimisión tanto del delegado del Gobierno en la Comunitat como del subdelegado en Valencia, Ricardo Peralta y Luis Felipe Martínez, respectivamente.

Asimismo, consideró que la única "pretensión" que los 'populares' buscan con los derribos es "manifestar su fuerza y su prepotencia". Villora recordó que existe un requerimiento de la Delegación del Gobierno y una orden ministerial, pero lamentó que, a pesar de ello, la Policía "ha agredido de manera brutal" a unos vecinos que "pacíficamente estábamos intentando impedir la demolición de un edificio".

Otros vecinos consideraron que lo sucedido es "una manera de demostrar prepotencia". "'Aquí mando yo y hago lo que me da la gana' es la manera de trabajar de la alcaldesa, Rita Barberá, con la connivencia de las fuerzas policiales al servicio del Estado español, bajo las ordenes del delegado del Gobierno, Ricardo Peralta", criticó uno de ellos.

Al lugar de lo ocurrido acudieron, además del subdelegado del Gobierno en Valencia, Luis Felipe Martínez, varios representantes políticos, como la portavoz del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de la ciudad, Carmen Alborch, y otros ediles del PSPV, así como la portavoz adjunta del grupo parlamentario Compromís en las Corts, Mónica Oltra.

Alborch fue increpada por varios vecinos. Una de ellas acusó a los socialistas de ser "cobardes" y de "no tener valor" porque, a su entender, "tienen medios" para impedir los derribos, pero no lo hacen.

La portavoz socialista, en declaraciones a los medios de comunicación, aseguró que los vecinos, en su actuación, "están guiados por sus razones de defender el patrimonio de todos" y lamentó que hoy se haya vivido en el barrio "una situación de violencia que todo el mundo hubiéramos querido que no ocurriera".

SIN DERRIBOS, NI PROBLEMA NI SUS CONSECUENCIAS

En opinión de Carmen Alborch, si no estuvieran produciéndose los derribos en El Cabanyal que, según indicó, "son consecuencia de las órdenes de la alcaldesa de Valencia", no existiría "ni el problema, ni sus consecuencias". Así, incidió en que si se paralizaran los derribos "no tendríamos que estar en esta situación de tensión".

La plataforma Salvem El Cabanyal ha convocado una asamblea a las 20.00 horas de hoy en la calle San Pedro 35 para valorar lo ocurrido e informar acerca de la situación de las dos personas detenidas en esta jornada.