El PSPV prepara la estrategia para desbloquear el barrio marinero y ofrecerlo como arma electoral en la campaña del 20-N

El Ministerio de Cultura encarga un estudio de los edificios más valiosos del Cabanyal

2011-08-06Publicat per: Las Provincias
El curso político se cerraba el pasado mes de julio con sonrisas, apretones de manos entre el Secretario de Estado de Territorio, Gaspar Zarrías, y la alcaldesa Rita Barberá, un presupuesto de 23 millones y un listado de proyectos para desbloquear la marina Juan Carlos I. Con este deseado acuerdo, la alcaldesa se marchaba de vacaciones y aseguraba que no entraría en preguntarse por qué se había tardado tanto en llegar a un acuerdo, sólo le importaban los resultados.
Solucionada una espina, queda otra mucho más profunda enraizada durante décadas: el Cabanyal.
El Ministerio de Cultura bloqueaba el barrio con una decisión extremista activando una orden de paralización de todo el plan del Cabanyal. Una medida que ha dejado agonizando el barrio y sin opción de movimiento durante un largo año y medio.
Tras las múltiples insistencias de Barberá y de todo su equipo por exigir el desbloqueo, el Gobierno no ha retirado la orden. Sin embargo, el Ejecutivo es consciente del abandono en el que ha quedado el barrio y ya trabaja en la solución.
El Ministerio de Cultura ha encargado un informe arquitectónico de los edificios que podrían ser rehabilitados en el barrio. Un estudio que ya se está elaborando con el fin de que la ministra González-Sinde conozca con sus propios datos el valor patrimonial y el estado en el que se encuentran los edificios más singulares y centenarios del barrio. La Lonja de Pescadores, la Casa del Bous y otras viviendas de gran valor patrimonial y emotivo entran en el listado.
Un estudio técnico unido al silencioso trabajo que está realizando el portavoz socialista, Joan Calabuig, en el barrio desde hace meses con reuniones periódicas con todos los sectores. También ha estado trabajando activamente con la Universidad que ya ha ofrecido su apoyo técnico para sacar de su degradación al barrio.
Desde el pasado otoño Joan Calabuig anunció su intención primera y última de alcanzar un acuerdo y resolver lo verdaderamente importante del barrio; su rehabilitación. Tras la debacle electoral Calabuig no flaqueó y ha continuado trabajando para resolver el conflicto del Cabanyal. Inició conversaciones con el Partido Popular e incluso se produjo una aproximación para llegar a un acuerdo y desbloquear el entorno del Bulevar San Pedro, fuera de la zona Bien de Interés Cultural.
Sin embargo, la salida de tono de la ministra de Cultura de cuestionar el modelo urbano del PP enfrió cualquier entendimiento previo. Calabuig no entró en comentar las desafortunadas palabras de la ministra y continuó trabajando. Pero el adelanto de las elecciones generales al próximo 20N ha acelerado la solución que tenían prevista para final de año. Ahora y en pleno mes de agosto se trabaja en la estrategia que llevarán adelante tras la vuelta de verano y la ofrecerán como perfecta carta de presentación para vender su programa electoral en la campaña del 20-N.
La maquinaria ya se ha puesto a trabajar y Joan Calabuig adelantaba hace unos días que a la vuelta del verano el Cabanyal comenzaría a salir del túnel en el que se encuentra el barrio.
El PSPV ya redactó un proyecto de rehabilitación, la Peprica, no muy definido y con algunas ideas encaminadas a la revitalización del barrio, pero ahora los socialistas buscan la fórmula perfecta. Calabuig ve la implicación de la Universidad como la vía idónea para activar el barrio, ahora sumido en degradación y delincuencia y devolverle su valor histórico y singular por el que se caracteriza.