Vecinos y comerciantes del Cabanyal piden entrevistarse con Fabra

2011-07-29Publicat per: ABC
La Asociación de Comerciantes, Industriales y Profesionales del Marítimo (ACIPMAR) y la Asociación de Vecinos del Cabanayal-Canyamelar han remitido hoy un escrito a Fabra en el que le muestran su preocupación "por el continuo deterioro físico y de convivencia que atenaza el futuro de dichos barrios".

Ambas asociaciones le remiten "un detalle de los aspectos más sobresalientes" que, a su juicio, "han jalonado la historia" de esta zona durante los últimos veinte años y que, según indican, "han contribuido a provocar la actual situación de desencuentro".

"La situación de enquistamiento que se ha generado en este largo conflicto, necesita de una mediación que permita retomar el estudio de las mejores soluciones", han afirmado, y por ello solicitan esta entrevista "con la confianza" de que la intervención de Fabra puede ser "de gran trascendencia para desbloquear la actual situación".

Los vecinos y comerciantes del Cabanyal-Canyamelar repasan en el documento adjunto remitido al president la declaración del barrio como Conjunto Histórico Artístico en 1978 por parte del Ministerio de Cultura, y de Bien de Interés Cultural (BIC), en 1993, por la Generalitat.

También recuerdan el inicio, en el año 2000, del proyecto municipal, que incluye la polémica de prolongación de la avenida de Blasco Ibáñez, así como la orden del Ministerio de Cultura que en diciembre de 2009 paralizó este plan por considerar que suponía un expolio.

Esta decisión, señalan, ha derivado en la paralización por parte del Ayuntamiento, de todo tipo de licencias de obras y actividades en la zona, en contra, a su juicio, de la opinión del Abogado del Estado, ratificada por el Defensor del Pueblo, que afirma que la paralización solo afecta a lo que pueda ser "causante de expolio".

En este sentido, denuncian que la suspensión cautelar de la concesión de licencias "repercute negativamente en el desarrollo y modernización de las actividades económicas de los barrios, así como en el deterioro de la convivencia, tan necesaria para el normal desenvolvimiento de la actividad económica". EFE