Grau dice que no se ha desalojado "a nadie" y apunta que "quien siembra vientos recoge tempestades"

2010-04-08Publicat per: Europa Press
El primer teniente de alcalde y concejal de Grandes Proyectos en el Ayuntamiento de Valencia, Alfonso Grau, aseguró hoy que en El Cabanyal-Canyamelar no se ha desalojado "a nadie" con motivo de los derribos que se están realizando dentro del desarrollo del Plan Especial de Protección y Reforma Interior (PEPRI) de este barrio, según informó el consistorio valenciano en un comunicado.

Así, explicó que en esta zona de la ciudad, la administración local ha llegado a "acuerdos de realojo en la gran mayoría de casos" de viviendas afectadas por el PEPRI. "Estudiamos con sensibilidad todas las situaciones personales para darles la solución que más les favorezca", sostuvo el edil.

Grau consideró que los incidentes registrados hoy en El Cabanyal, durante la realización de dos nuevos derribos, era "algo que se veía venir". "Nosotros veníamos avisando hace tiempo de que así podía suceder, porque quien siembra vientos recoge tempestades", consideró el concejal.

En este sentido, aseveró que "en reiteradas ocasiones" desde el equipo municipal de gobierno se ha dicho "a los integrantes de la plataforma Salvem El Cabanyal --contraria a la ejecución del PEPRI y a la prolongación de Blasco Ibáñez hasta el mar a través de este barrio-- que se estaban rodeando de gente violenta y radical". No obstante, sostuvo que los miembros de este colectivo "parece que se encontraban muy cómodos apoyados en ellos".

Alfonso Grau indicó también que "el grupo socialista" en el consistorio valenciano "también ha respaldado y respalda la acciones de la plataforma", a pesar de que sus ediles "sabían y saben perfectamente que están cada vez más arropados por personas violentas", dijo.

El responsable municipal comentó que el grupo de personas que esta mañana trató de impedir "por la fuerza" las actuaciones del Ayuntamiento de Valencia en El Cabanyal "fueron convocados ayer por escrito por el colectivo Salvem El Cabanyal".

Al respecto, el edil sostuvo que "como consecuencia de esta llamada", esta mañana se reunió en este barrio, para evitar los derribos, "un grupo muy heterodoxo, formado por gente de todo tipo, pero en su gran mayoría personas dispuesta a armar jaleo y oponerse como fuera a los trabajos de los operarios, que están avalados absolutamente por la legalidad", dijo.

Igualmente, Grau destacó que los trabajos de demolición previstos para hoy no formaban parte "de ningún nuevo derribo", dado que "estaban acabando los que estaban empezados" y se estaban "limpiando los escombros".

Por otro lado, Grau indicó al delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Ricardo Peralta, que "debería saber que hace más de diez años que el barrio está esperando que se lleve a cabo el plan" (PEPRI).

Criticó que "los socialistas lo han frenado con cuestiones judiciales dentro de la zona BIC (declarada Bien de Interés Cultural)" y señaló que "ahora, pese a que se está actuando fuera de la zona protegida y de que el PSOE aprobó hacer trabajos fuera de esta zona, se ponen junto a los violentos a parar los derribos".

"INSEGURIDAD"

"El responsable de la seguridad es el delegado del Gobierno", dijo, al tiempo que sostuvo que "es el responsable directo de que en El Cabanyal haya gente ilegal que trafica con drogas". "Es él quien debería preocuparse y ocuparse, y no lo está haciendo, de que en el barrio no hubiera inseguridad", agregó.

Asimismo, señaló, respecto al desarrollo del PEPRI, que "la legalidad vigente está marcada por la Ley de la Generalitat, que prevalece sobre la orden ministerial --que considera que el plan supone expolio y ordena su paralización--".