Salvem el Cabanyal condena la violencia "venga de donde venga" y pide la dimisión de Peralta y Martínez

2010-04-08Publicat per: Europa Press
nde venga", en relación a los últimos altercados entre la Policía y los vecinos que se oponen a los derribos en el Cabanyal, al tiempo que pidió la dimisión del delegado del Gobierno en la Comunitat, Ricardo Peralta, y del subdelegado, Luis Felipe Martínez.

La plataforma aseguró en un comunicado que esta semana ha visto "cómo la Policía Local, a las ordenes del Ayuntamiento y personalmente por parte de Miquel Domínguez --concejal de Relaciones con los Medios de Comunicación--, destruyen aceleradamente el patrimonio, y como la Policía Nacional, a las ordenes de la Delegación de Gobierno, agrede con brutalidad inusitada".

Por ello, desde Salvem denunciaron haber sido "víctimas de la dictadura del Partido Popular de Valencia, que intenta justificar los derribos en este barrio, cuando se está pendientes de un proceso judicial que, en poco tiempo, podría resolverse".

La plataforma se mostró "desconcertada e indignada, tras 12 años de recursos judiciales y tras la sentencia del Tribunal Supremo y la Orden ministerial, que suspende la ejecución del Pepri, por expolio", y dijo sentirse "abandonada" por la Delegación del Gobierno y la Subdelegación, "que sólo han defendido las actitudes dictatoriales del PP al mandar los antidisturbios a proteger la innecesaria decisión de los dictadores en lugar de proteger a los ciudadanos".

"POLICÍA DICTATORIAL"

En opinión de Salvem, "lo que diferencia a una policía en un régimen democrático de una policía en un régimen dictatorial, es la consideración que la policía tiene de la ciudadanía, de su integridad física y de sus derechos fundamentales".

En la misma línea, reprobó que "la Policía Nacional y municipal, hoy se han comportado como una policía dictatorial como se puede ver en todos los vídeos publicados por los medios de comunicación".

Así, la plataforma pidió "responsabilidades" a la Delegación de Gobierno y al Ayuntamiento "por no saber administrar los recursos policiales de seguridad ciudadana" y sostuvo que el delegado y subdelegado del Gobierno "deberían presentar inmediatamente su dimisión".

Salvem el Cabanyal reivindicó igualmente que "el Partido Popular como partido antidemocrático, que lo es, no debería tener en sus manos la administración de los intereses generales" y criticó que, en su opinión, "el PP utiliza el poder que el sistema democrático pone en sus manos para satisfacer sus intereses particulares y sus compromisos con los grupos económicos que les financian ilegalmente para ayudarlos a perpetuarse en el poder"