Sobre las declaraciones de Calabuig

LA REHABILITACIÓN DEL CABANYAL: UNA CUESTIÓN DE VOLUNTAD POLÍTICA

2011-06-29Publicat per: AVV Cabanyal-Canyamelar
Ante el anuncio del portavoz del Grupo Socialista Municipal de su disposición a llegar a acuerdos para "tratar sobre todo de buscar caminos para poder reactivar la actividad económica y el empleo en el barrio", para "solucionar al menos lo que es la parte de la activación de El Cabanyal, tratando de reducir al mínimo aquellos espacios donde haya discrepancias", desde la Asociación de Vecinos Cabanyal-Canyamelar no podemos más que renovar nuestro optimismo para que una solución consensuada ponga fin a esta larga etapa de enfrentamientos, que han tenido a nuestro barrio en el epicentro de las confrontaciones políticas de esta ciudad.
Bueno sería, que en este momento en que tanto las Universidades como el Consell Valencia de Cultura se están esforzando para tratar de llegar a diagnósticos que puedan colaborar para la salida de este eterno conflicto, también las distintas fuerzas políticas con representación municipal deberían tratar de llegar a acuerdos, aunque sean puntuales, a la vista de la legalidad actual, que no es otra que la necesidad de cumplimiento de la Orden Ministerial, pues su suspensión cautelar, a día de hoy no ha sido admitida por los tribunales. Buscar lo mejor, en las actuales circunstancias, para nuestro barrio, y para sus vecinos y comerciantes, debería ser el objetivo a conseguir.
No se puede plantear por tanto, para sentarse a una mesa, la condición de que se retire la Orden Ministerial. Esa orden no afecta a una parte importantísima de nuestro barrio. Los responsables de su aprobación, así lo han aclarado y el Defensor del Pueblo lo ha ratificado. Una interpretación más restrictiva no hace más que perjudicar a los vecinos de este barrio. Por otro lado la retirada voluntaria de la orden supondría que al día siguiente volverían las excavadoras y el sufrimiento de muchos vecinos al Cabanyal.
Por tanto, fácil es desbloquear el conflicto, hasta que lleguen las sentencias judiciales pendientes de la Audiencia Nacional y del Tribunal Constitucional, si se pone como objetivo la búsqueda del beneficio inmediato para los vecinos y comerciantes del Cabanyal. El convenio que en su día se firmó con el Ministerio de Vivienda para subvencionar la rehabilitación de 800 viviendas está esperando en un cajón. De las manifestaciones del Sr. Calabuig, se deduce que otras medidas positivas podrían ponerse en marcha desde distintitos departamentos ministeriales. Los rectores de las dos Universidades que tenemos a un paso de nuestro barrio, ya han declarado su disposición a poner en marcha las medidas a su alcance que puedan favorecer la regeneración del Cabanyal. Lo único que echamos en falta es la voluntad política de quien recientemente ha sido renovada la responsabilidad de dirigir el destino de esta ciudad. Ya le hemos oído manifestar que todos esos proyectos son compatibles con el suyo de la prolongación. No vamos a ponernos a discutir ese extremo, pero la realidad es que en este momento la prolongación es ilegal, pues produce expolio. Lo ha dicho la administración competente, obligada a pronunciarse por una sentencia del Tribunal Supremo. Debería reconocer la Sr. Alcaldesa de esta ciudad, que todas estas medidas que pueden ponerse en marcha a día de hoy, no solo son compatibles, sino que resultan imprescindibles para que la degradación no vaya a peor y la rehabilitación, por la que ella dice también apostar, empiece a florecer por todos los rincones de este barrio de la ciudad de Valencia. Además servirán para crear puestos de trabajo en el sector de la construcción, que tan necesitado está en estos momentos. Si el empleo es el objetivo número uno de esta legislatura, la inmediata puesta en marcha de la rehabilitación del Cabanyal, puede colaborar en ello. Lo contrario está aumentando el paro en nuestro barrio, además de una forma inducida por una decisión política, que nosotros entendemos equivocada.