El Consistorio repitió por la tarde el operativo y volvió a tabicar el patio por segunda vez en menos de un día

Ocupan la finca desalojada del Cabanyal seis horas después de tapiarla

2011-06-08Publicat per: Las Provincias
Esperaron hasta el anochecer , y tan sólo seis horas después de que la cuadrilla de operarios tapiara una finca ocupada ilegalmente en el Cabanyal, pegaron patada al tabique y entraron de nuevo para defender su fortín. Decenas de desalojados, que desde el mediodía aguardaban con sus neveras, lavadoras y enseres personales a la puerta del inmueble custodiado por la Policía Local en la calle San Pedro, cumplieron con su amenaza y no dudaron en romper el muro y subir de nuevo a las viviendas.
En principio, sólo se volvió a ocupar una de las ocho viviendas, pero accedieron al resto para arrancar puertas y ventanas y todo lo que en el mercado tuviera un justo precio.
Algunos de los vecinos de la zona no podían creer lo que estaba sucediendo. «No sé si terminaron de tapiar la finca a las cinco o a las seis de la tarde, y a las once y media de la noche ya estaban haciendo ruido y metiéndose dentro», comentó indignada una mujer.
Al subir a las casas, los desalojados ya pudieron darse cuenta de que los pisos habían quedado inservibles, puesto que los operarios habían roto a conciencia los sanitarios y las cocinas para que no se pudieran volver a habitar, «pero muchos de ellos, aunque ya no se queden a vivir, sí que quieren tener la finca sin tabicar para pasar el día, entrar y salir y no sabemos si para hacer algún negocio», según un vecino.
Pero si tozuda es la actitud de este colectivo, desde el Ayuntamiento también afirman que no se van a quedar de brazos cruzados. Como no pueden hacer derribos, por la orden ministerial que hace un año paralizó cualquier intervención en la zona, la única arma que les queda es tabicar.
De hecho, ayer por la tarde, volvieron a tapiar una de las viviendas y el patio de acceso a la finca de San Pedro 57 «porque la idea es que acaben desistiendo», según fuentes municipales. Y en próximas semanas ya anunciaron a los que ocupan ilegalmente viviendas próximas, en el 48 y 52 de la calle San Pedro, que también se va a proceder al tapiado, aunque en esta última, ya se han hecho cinco intervenciones.
Este mismo problema se está produciendo en los bloques de viviendas del grupo Ruiz Jarabo, cerca de Eugenia Viñes, donde de las 168 casas existentes, se ha detectado que en un centenar había enganches ilegales de luz y la patada en la puerta para tirar los tabiques es constante. A pesar de ello, no se baja la guardia para evitar el efecto llamada.
Precisamente esta inmediatez es la reclaman los dueños de un inmueble situado en el 27 de San Pedro, «porque nuestra propiedad está rodeada por cinco casas de okupas, de los que llaman antisistema, y no sabemos por qué nadie se atreve a meter mano en el asunto y a desalojarlos. Llevan quince meses instalados en la casa arriba de la nuestra y en otras cuatro de al lado y, además, nos han inutilizado la puerta de acceso a nuestra planta baja. Nos sentimos acosados y, por eso, pedimos que si desalojan a los inmigrantes que ocupan casas, hagan lo mismo con los antisistema».