Compromís per València exige firmeza en la defensa del Cabanyal

2011-05-24Publicat per: El Periòdic
Compromís per València denuncia la obsesión de la actual alcaldesa, Rita Barberà para consumar la destrucción del Cabanyal mediante su proyecto de prolongación de la Avenida Blasco Ibáñez. Le reiteramos que la figura del expolio está contemplada en la Constitución Española y cualquier gobierno tiene que velar para que no se realicen expolios al patrimonio amparándose en cualquier proyecto urbanístico como siempre ha ocurrido hasta ahora.

Compromís per València quiere recordar que el Partido Popular ha perdido 1.169 votos en los Poblados Marítimos respecto a las elecciones de 2007. Significa un 8’7% menos de votos que en 2007. “Una pérdida qué es más del doble de la sufrida en Valencia por el PP, un 4’1% de los votos de la ciudad y un regidor. Más significativo todavía en unas elecciones donde el PP está en ascenso. Incluso las pérdidas son mayores que las de Camps, implicado en todo el proceso del caso Gürtel (Camps pierde el 3’6% en la ciudad de Valencia respecto a 2007). En definitiva, por mucho qué se diga, Barberà es un valor político en descenso. Ha obtenido el menor número de votos desde 1995 que conformó la primera mayoría absoluta. En otras palabras: Si cotizara el valor Barberà en la Bolsa sería un valor en rojo intenso no por el vestido sino por las pérdidas”, según palabras del portavoz de Compromiso por Valencia, Joan Ribó.

Compromís quiere, por otro lado, denunciar la confusión de poderes “de que hace gala Barberà desde Montesquieu la separación entre el poder político y el poder judicial es una de las bases del estado democrático moderno. Sólo intentan mezclar ambos poderes los regímenes autocráticos y dictatoriales. No confunda nunca los resultados de las urnas con los temas judiciales porque el mundo de las urnas y el mundo de los juzgados son dos mundos independientes”.

Ribó ha señalado que desde Compromís per València, “le queremos reiterar a Barberà que vuelva a abrir vías de diálogo verdaderas con los vecinos. No es puede continuar gobernando la ciudad como si fuera un cuartel. Las chicas y chicos acampados en la plaza bajo su despacho le están diciendo muy claro que democracia es más que votar una vez cada cuatro años. A todos los que vivimos en esta ciudad nos vendría muy bien que algún día los hiciera caso”.